Economía

En dos años, reforma laboral catapulta
el empleo eventual

En los últimos 23 meses, el trabajo eventual creció 8.2 por ciento mientras el permanente sólo 6.2; esta modalidad laboral se 
vio impulsada por una mayor flexibilidad en la contratación
y despido, así como en la regularización de contratados por outsourcing.
Zenyazen Flores
01 diciembre 2014 23:46 Última actualización 02 diciembre 2014 8:13
empleo teporal

Mientras ell trabajo eventual creció 8.2 por ciento en los últimos 23 meses, el permanente sólo 6.2(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Dos años después de que fue aprobada la reforma laboral, existe una tendencia al alza del empleo eventual que coincide con la flexibilización en la contratación y despido y la regularización de trabajadores contratados vía outsourcing, además, se ha observado un fenómeno de “elasticidad” entre el crecimiento del empleo formal y el Producto Interno Bruto (PIB).

Datos de la Secretaría del Trabajo muestran que en los últimos 13 años, la ocupación temporal como porcentaje del empleo formal total ha ido en ascenso y en 2013 reportó la tasa más elevada con una proporción de 14.5 por ciento, desde la tasa de 10.3 por ciento de 2000.

David Kaplan, economista senior de la Unidad de mercados laborales y seguridad social del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en México, sostuvo que a dos años de la reforma, se infieren resultados preliminares del impacto de ésta, entre los que se encuentran el avance más acelerado del empleo eventual.


En los 23 meses que van del sexenio de Enrique Peña Nieto, y que coinciden con el periodo que llevan de “maduración” los cambios a la Ley Federal del Trabajo (LFT), el empleo formal eventual creció 8.2 por ciento y el permanente 6.2 por ciento, de acuerdo con información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Sin embargo, la tendencia ha sido más marcada este año, ya que en los primeros 10 meses del año, el empleo eventual ha crecido 10.8 por ciento, el doble de la tasa de 4 por ciento que reporta el empleo permanente. “En principio, algunos de los cambios como el tope a los salarios caídos y la creación de un periodo de prueba, flexibilizarían el mercado laboral. Hubo otros elementos, como la regulación del outsourcing y el aumento de multas que podrían ser mal vistos por los empresarios, aunque no hay información estadística sobre estos elementos”, dijo Kaplan.

EMPLEO TEMPORAL VS. PERMANENTE

En los meses de análisis de la reforma laboral (diciembre 2012-octubre 2014) se han registrado un millón 57 mil 291 empleos en el IMSS, de los que 866 mil 361 son permanentes (82 por ciento) y 190 mil 930 son eventuales (18 por ciento).

No obstante, si se analiza por separado ese periodo, es decir, primero 2013 y después los 10 meses de 2014, se observa que la proporción de eventuales respecto al total de empleos ha ganado terreno este año. En 2013 se crearon 463 mil 18 empleos, de los cuales 402 mil 753 fueron permanentes (87 por ciento) y 60 mil 265 eventuales (13 por ciento). De hecho, el año pasado, el empleo permanente y el eventual crecieron prácticamente a tasas similares, de 2.9 y 2.7 por ciento anual, respectivamente.

En tanto, en enero-octubre de 2014 se han generado 827 mil 166 empleos, de los cuales 581 mil 129 son permanentes, es decir, 70 por ciento, mientras que 246 mil 37 puestos son eventuales, que equivale a 30 por ciento.

Para los especialistas consultados, en la medición del impacto directo de la reforma sobre la generación de empleos, hay que considerar el efecto de las diversas estrategias que se han lanzado en pro de la afiliación al IMSS.

José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), dijo que una parte de las altas en el IMSS es empleo que existía y se formalizó, lo que es positivo y puede tener una vinculación con la reforma laboral, pero matizó que no es claro el impacto de la reforma en la creación de empleo formal nuevo.

Es decir, “la reforma facilitó esquemas de contratación que hicieron que gente que ya estaba empleada fuera reportada al IMSS por su patrón, entonces es un aspecto positivo donde la reforma pudo ya haber empezado a incidir, pero no necesariamente en la creación de más y nuevos empleos”.

ELASTICIDAD DEL PIB Y EL EMPLEO

Respecto al efecto sumario de la reforma laboral en el mercado laboral mexicano, el gobierno federal asegura que todavía no encuentra una “narrativa” para explicar el efecto de la reformada Ley Federal del Trabajo en el mercado laboral.

Autoridades del IMSS consultadas por El Financiero indicaron que “es difícil afirmar la razón del alza en la elasticidad de empleo respecto al crecimiento del PIB. Seguimos trabajando al respecto y sólo podemos decir que es un fenómeno de interés toral para el Instituto, más aún no tenemos la narrativa completa para poder afirmar la causa veraz del despegue de dicha elasticidad entre el PIB y el empleo formal”.

Kaplan apuntó que generalmente un punto porcentual de crecimiento del PIB implica un crecimiento de un punto porcentual del empleo formal, pero en 2013, el crecimiento del PIB fue de 1.4 por ciento mientras que el crecimiento del empleo formal fue de 2.9 por ciento. Para 2014 se espera que el empleo formal crezca más de 4 por ciento, mientras que el límite superior del pronóstico de la Secretaría de Hacienda para el crecimiento del PIB es 2.6 por ciento.

Por otro lado, Manuel Molano, director adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), subrayó que la regulación del outsourcing podría ser un aspecto que influya en las altas en el Seguro Social, ya que “empresas grandes sí tenían tercerizadas las relaciones de trabajo y eso está siendo difícil ahora; lo que se está viendo es que muchas de estas relaciones tercerizadas se están acabando”.

Cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) indican que el número de personas con disponibilidad de contrato escrito aumentó 12 por ciento del cuarto trimestre de 2012 al tercero de 2014. Pero cuando se observa el avance de contrato escrito temporal, en ese periodo, el dato creció 18 por ciento.

Kaplan refirió que en el contexto también es interesante notar que la tasa de informalidad laboral empezó a bajar después de la aprobación de la reforma laboral, aunque “es difícil distinguir entre el impacto de la reforma laboral y el de otras políticas públicas como el Programa para la Formalización del Empleo y Crezcamos Juntos”.

“reforma_laboral_y_su_impacto_en_el_empleo"