Economía

En 2018, cautela ante factores de riesgo: Banxico

El gobernador del Banco de México se comprometió a dirigir una postura monetaria prudente, que respalde un ajuste ordenado de la economía mexicana ante un entorno adverso, el cual abraza la política monetaria de EU, la renegociación del TLCAN así como las elecciones 2018 en el país.
Víctor Piz
30 noviembre 2017 23:38 Última actualización 01 diciembre 2017 5:0
El gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León. (Bloomberg)

El gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León. (Bloomberg)

Ante los grandes desafíos que gravitarán sobre la cotización del tipo de cambio en el 2018, el gobernador entrante del Banco de México, Alejandro Díaz de León, se comprometió a dirigir una postura monetaria prudente, que contribuya a que el ajuste de la economía mexicana, ante los factores de riesgo para el año que entra, sea ordenado.

En el banco central pensamos que debe prevalecer una postura monetaria prudente


En entrevista con El Financiero Bloomberg, el gobernador del banco central, que hoy toma el timón de la entidad en relevo de Agustín Carstens, reconoció que el país enfrentará un entorno adverso en el 2018, debido a factores de riesgo importantes, como la conducción de la política monetaria de Estados Unidos, con un nuevo presidente de la Reserva Federal a partir de febrero; la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la reforma fiscal del vecino del norte y, más adelante, las elecciones en México.

“Estos factores gravitan sobre la paridad peso/dólar, por lo que todo esto apunta a que debe de haber prudencia”, dijo.

Enfrentamos un entorno aún adverso (en 2018) y con factores de riesgo importantes


El banquero central aclaró que aunque en la próxima Junta de Gobierno, el 14 de diciembre, pudieran no estar ocupadas las cinco sillas, al faltar un subgobernador, las decisiones se pueden desempatar, ya que habrá algunas de manera consensuada, y aunque no siempre es así, el debate y las diferencias siempre enriquecen las acciones de política monetaria.

El funcionario reconoció que recientemente se han tenido choques inflacionarios adicionales sobre todo en el componente no subyacente, en particular en algunas frutas y verduras, pero también de manera destacada en el gas LP, aunque estos aumentos están relacionados con el tema de suministros y reducción de inventarios, y estos choques suelen ser transitorios.

Por ello, dijo, el banco central ha mandado un mensaje de que la trayectoria de la inflación experimentará un descenso importante el próximo año y convergerá de manera gradual a la meta de tres por ciento a finales de 2018.

“Las expectativas de inflación de mediano y largo plazo se han mantenido ‘relativamente’ bien ancladas; aunque las de corto plazo sí han reflejado incrementos por la lectura más reciente de inflación”, mencionó Díaz de León.

2018, ESCENARIO INCIERTO

Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, afirmó que la autoridad monetaria va a empezar el 2018 con un escenario muy incierto.

Consideró que no se puede descartar una alza en las tasas de interés en la primera mitad del próximo año si las cosas no salen bien en el TLCAN o con la elección, o una baja en la segunda mitad, si estos factores resultan favorables. “El punto de partida es muy incierto y hay que ver cómo es el desenlace de estos eventos”, sentenció Cervera.

LOS DESAFÍOS EN POLÍTICA MONETARIA

Respetar la autonomía del Banco de México fortalecerá la credibilidad de la institución y apoyará a cumplir de una mejor manera su objetivo de inflación hacia la meta de tres por ciento, más/menos un punto porcentual, indicó Santiago Fernández, subdirector de análisis económico de Intercam, durante su participación en una mesa de análisis en El financiero Bloomberg.

Jorge Gordillo, director de Análisis Económico de CIBanco, prevé que el 14 de diciembre la autoridad monetaria podría decretar un aumento de la tasa de referencia. “Los riesgos se han complicado y ahora surge la incógnita de cómo evitar que las empresas no suban los precios más de la cuenta”, dijo.

Añadió que además hay una alta probabilidad de que la Fed suba sus tasas en diciembre y Banxico va a tener que dar un poco de confianza a través del aumento de las tasas a 7.25 por ciento e ir viendo los riesgos del próximo año y hay espacio para pensar que es el fin de ciclo de incremento de tasas”, dijo.