Economía

Empresas, ¿quieren sobrevivir? Imiten a las startups

Una mejor adaptación al entorno, así como nuevos esquemas que faciliten la toma de decisiones son algunas de las ventajas que las grandes compañías podrían aprender de las firmas emergentes.
Valente Villamil
18 julio 2017 23:44 Última actualización 19 julio 2017 5:5
Los directivos deben sumarse a la digitalización.

En el foro organizado por la Amcham se debatieron los retos del sector empresarial ante el avance veloz de la tecnología y sus consecuencias al interior de las empresas.

Si las grandes empresas quieren salir adelante del desafío tecnológico y de capital humano que representa la cuarta revolución industrial, entonces deberán empezar a trabajar como startups, de acuerdo con Pablo Habichayn, director de recursos humanos en Edenred México.

Con ello, los corporativos podrían adoptar esquemas de operación que les permitan desarrollar su creatividad y una toma de decisiones y adaptación al entorno más veloz.

“Pensamos que la empresa tiene ya que buscar una forma de trabajar como una startup dentro del corporativo. “Es un reto fuerte porque los éxitos pasados nos impiden cambiar, nos obstaculizan el cambio y queremos decir que si hasta ahora ha tenido éxito con la forma en la que hemos hecho las cosas, para qué cambiarlas” dijo Habichayn durante un foro organizado por la American Chamber of Commerce de México (Amcham) y el think tank México Exponencial.

Dicho foro debatió los retos del sector empresarial ante el avance veloz de la tecnología y sus consecuencias al interior de las empresas, que año con año ven la necesidad de emplear a gente más especializada en asuntos digitales que van desde los community manager, hasta los especialistas en robótica o diseñadores de aplicaciones web.

Ante este desafío, lo principal para los grandes corporativos es la velocidad con la que los corporativos ejecutan sus decisiones, lo que muchas veces se ve ralentizado por el cumplimiento de una serie de normas y leyes tanto internas como internacionales, dijo Mónica Flores, presidenta de Amcham.

“Una ventaja que tienen las Pymes es que no son tan rígidas en eso. Por eso están siendo muy exitosas”, dijo Flores.

En este sentido, la presidenta de Amcham destacó la importancia de sumar a los distintos sectores industriales del país al nuevo entorno económico global que se caracteriza por la digitalización a través de la capacitación del personal.

“En cualquier compañía o economía, grande o pequeña, es el capital humano lo que lleva a la innovación, la investigación y, subsecuentemente, a una mayor competitividad”, dijo.