Economía

Empresas pagan 44%
más por ISR con reforma

En el primer trimestre de 2015, cada empresa en el país pagó
en promedio 126 mil 731 pesos por el Impuesto Sobre la Renta, lo que representó un incremento de 44 por ciento anual, puesto que en el mismo periodo de 2014, la erogación fue de 87 mil 597 pesos.
Dainzú Patiño/Isabel Becerril
14 mayo 2015 23:52 Última actualización 15 mayo 2015 5:5
Nestle

El aumento en el pago de ISR por parte de las empresas refleja el antes y el después de la reforma hacendaria aprobada a finales de 2013. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las empresas en México resienten los efectos de la reforma fiscal.

El pago del Impuesto sobre la Renta (ISR) por cada persona moral se incrementó en promedio 44 por ciento anual en el primer trimestre de 2015, de acuerdo con un ejercicio realizado por El Financiero, con cifras actualizadas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al cierre de marzo.

Cada empresa erogó por ISR en promedio 126 mil 731 pesos de enero a marzo, mientras que en el mismo periodo de 2014 pagó 87 mil 597 pesos. El monto resulta de dividir lo recaudado por este impuesto durante los primeros trimestres de 2014 y de 2015, entre el número de personas morales activas a finales de 2013 y 2014, respectivamente.

El aumento en el pago refleja el antes y el después de la reforma hacendaria aprobada a finales de 2013, pues cada marzo las personas morales presentan su declaración del año inmediato anterior.
El total recaudado por el ISR de las personas morales repuntó 53 por ciento en el primer trimestre del año.


En los primeros tres meses de este año, las empresas pagaron 215 mil 443 millones de pesos por este concepto y en el mismo lapso de 2014 se recaudaron 140 mil 69 millones de pesos.

El ritmo de crecimiento de la recaudación de este impuesto fue mayor al del número de personas morales activas de 2013 a 2014, de 6.3 por ciento anual. Cifras del Servicio de Administración Tributaria (SAT) detallan que a finales de 2013 se registraron 1.599 millones de personas morales activas y en 2014, 1.7 millones.

“El ISR a las utilidades provenientes de las empresas es en total, 40 por ciento más alto a partir de 2014 con respecto a 2013”, señaló Miguel Ángel Tavares, integrante de la comisión fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México.

Los cambios por los que las empresas pagaron más ISR fueron el límite a las deducciones de las prestaciones laborales y la eliminación de la deducción inmediata en adquisición de activos fijos, este último cambio también restringió algunas de las inversiones que las compañías tenían programadas previo a la reforma, señaló Manuel Franco, integrante de la comisión fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

“En el esquema de deducción inmediata se descontaba a valor presente (aproximadamente 80 por ciento del valor de la inversión), pero era de manera inmediata. Ahora, se deduce en varios años aplicando las tasas máximas señaladas en la Ley del ISR”, dijo Tavares.

Pedro Carreón, socio líder de Análisis y Estrategia de Política Fiscal de PWC, dijo que otro factor que influyó en el pago del ISR fue la eliminación de las ventas en abonos, opción que tenían las empresas que vendían al público en general con la que podían acumular el ingreso conforme hacían los cobros.

Esto afectó principalmente a las empresas dedicadas a las ventas en tiendas departamentales, mientras que el límite a las deducciones de prestaciones laborales impactó más a las manufactureras y de servicios, explicó.

Franco, del IMCP, advirtió que de no revertir la situación y no ofrecer incentivos fiscales a las compañías, se corre el riesgo de recorte de personal y cierre de empresas.

Por separado, Enrique Solana, presidente de la Concanaco-Servytur, indicó que el aumento en la captación del ISR en el primer trimestre muestra que el fisco “no sólo está cobrando al que más tiene (las empresas), sino a los mismos contribuyentes cautivos”.

Añadió que el cumplimiento de las obligaciones tributarias se traduce en menores recursos para gastar que pone un pequeño freno a los sectores productivos.

Pedro Higuera, presidente de la Comisión Fiscal de la Coparmex, dijo que el aumento de ingresos tributarios viene a compensar la caída de los ingresos petroleros y da pie a que el gobierno replantee su posición de revisar algunos gravámenes para estimular la actividad productiva y aplicar beneficios fiscales para reducir el costo laboral o impulsar la inversión y el empleo.

efectos_economiax