Economía

Empresarios y analistas perciben un deterioro
en la economía

Los sectores de la construcción, manufactura y comercio registraron una baja generalizada en el Índice de Confianza Empresarial de julio de este año.
Thamara Martínez
01 agosto 2016 9:15 Última actualización 02 agosto 2016 5:5
construcción

Durante el mes, según señalan cifras del Inegi, cada uno de los 5 rubros que componen el ICE registró descensos para el sector constructor.  (Cuatoscuro)

La actividad económica en México apunta hacia un deterioro y ya comenzó a mostrar señales de debilitad, consideraron empresarios y analistas.

En julio, por tercer mes consecutivo, el Índice de Confianza Empresarial (ICE), que elabora el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) registró una baja generalizada en los tres sectores de actividad que lo conforman: manufacturas, construcción y comercio. Esto se traduce en que la iniciativa privada considera que este no es un momento adecuado invertir.

Analistas económicos consultados por el Banco de México recortaron sus pronósticos de crecimiento económico para el presente año y 2017, a 2.28 y 2.62 por ciento, respectivamente, de un previo de 2.36 y 2.71 por ciento.

“El entorno internacional se encuentra en un momento muy complicado. Si a esto sumamos el problema de permanente zozobra que tenemos en México desde hace 90 días en varios estados del país por causa de la CNTE, además del precio del dólar que continúa en un deslizamiento, es normal entender que esto afecta los precios de los insumos y que es complicado encontrar un ánimo optimista entre los empresarios”, expresó Enrique Solana, presidente de Concanaco.

Los bloqueos afectan la propiedad federal y no pasa nada, esto manda un mensaje terrible de falta de obernabilidad
lo que ayuda poco a la economía


Humberto Lozano, presidente de Canaco, se mostró pesimista ante la posibilidad de que el ICE presente un movimiento positivo en el corto y mediano plazo.

“Como expectativa no vislumbramos en el siguiente trimestre una tendencia positiva. Hay cosas como los resultados de las negociaciones con la CNTE y el nuevo aumento a la gasolina que todavía no se han medido en este índice”, dijo.

Rafael Camarena, analista de Santander, indicó que hay una elevada incertidumbre global, por temas como el Brexit, la volatilidad de los mercados, el tema político de EU y en general el menor crecimiento económico mundial. “Eso es lo que se está reflejando en las encuestas divulgadas.

De acuerdo con el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, la economía mexicana ya empieza a mostrar señales de debilidad, ya que el índicador manufacturero se ubicó por debajo de los 50 puntos, por primera vez desde 2013.

FACTORES LOCALES Y GLOBALES
De acuerdo con la Coparmex, el deterioro en la confianza de los empresarios se manifiesta desde fines de 2013, de manera coincidente con la Reforma Fiscal y el deterioro en la actividad económica internacional y los menores ingresos por exportaciones.

“El entorno económico nacional se deteriora de manera adicional por los distintos conflictos, como son el magisterial y por la inseguridad en parte del territorio nacional, pero no son los únicos elementos”, señaló la cúpula empresarial.

Indicó que la caída en la producción industrial en Estados Unidos también perjudican la confianza empresarial. Otros elementos son el incremento de la deuda pública y el déficit fiscal, por lo que ha ocurrido en el pasado, cuando se pierde la estabilidad macroeconómica.

La rama que expone mayor desconfianza es la de la construcción, en el mes de referencia en ICE del sector se contrajo en 2.4 puntos respecto a julio del año pasado, hilando así poco más de año y medio de pérdidas constantes en la confianza de sus empresarios.

Gustavo Arballo, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, explicó que es normal que la construcción presente índices de confianza más bajos, pues suele ser el primero en sufrir las consecuencias de bajas en la inversión.

En el ICE general del comercio se reportó un retroceso anual por tercer mes consecutivo, de 1.7 puntos. En las manufacturas el indicador retrocedió 0.3 puntos, manteniéndose en esta tendencia desde mayo.

RECORTE A DINAMISMO

Las expectativas de crecimiento del PIB para todo 2016 se redujeron por segundo mes consecutivo en la edición de julio de la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado.

El sondeo que recaba la opinión de 35 grupos de análisis tanto del sector privado nacional como extranjero, señala que los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico son la debilidad del mercado externo y de la economía mundial, así como la inestabilidad financiera mundial.

La expectativa de crecimiento según los analistas consultados por Banco de México pasó de 2.36 por ciento a 2.28 por ciento para este año. Para 2017 bajó de 2.71 a 2.62 por ciento.

El 25 por ciento de los encuestados indicaron que la debilidad externa podría limitar el crecimiento del PIB en los próximos meses, ubicándola como la respuesta más recurrente de la encuesta. La inestabilidad financiera internacional concentró el 17 por ciento de las respuestas, mientras que otros indicadores concernientes al mercado petrolero fueron considerados los siguientes obstáculos más latentes.

La inflación general y el tipo de cambio fueron revisados al alza. La expectativa para la inflación pasó de 3.10 en junio a 3.19 en esta edición, mientras que el tipo de cambio pesos dólar al cierre de año espera un nivel de 18.43 pesos por dólar, frente a un dato previo de 18.31 pesos por dólar.

Con información de Eduardo Aguilar, Leticia Hernández y Jeanette Leyva

Haz clic en la imagen para ampliarla

En julio el ICE se mantuvo en terreno negativo en los tres sectores que lo conforman. En el mes las expectativas de analistas privados también se ajustaron a la baja.
: