Economía

Fin del TLCAN restaría 2 puntos al PIB el primer año y 4 el segundo: Moody's

La agencia calificadora dijo que el impacto sería principalmente en la contracción de la inversión, y en las cuentas públicas.
Leticia Hernández | Reuters
30 agosto 2017 9:26 Última actualización 30 agosto 2017 11:43
México

ss

Una salida de Estados Unidos del TLCAN que termine con el acuerdo tendría un fuerte choque en la economía de México provocando una caída de 2 puntos porcentuales en el Producto Interno Bruto (PIB), del primer año y otros 4 puntos en el siguiente año, según estima Moodys Investors Services.

Este impacto se daría por la contracción de la inversión ya que según explicó Jaime Reusche, Vicepresidente y Director Senior de Crédito del Grupo de Soberanos, "golpearía fuertemente las expectativas de la economía", dijo en el marco de la 18 Conferencia Anual de Moodys en México, bajo el tema 'El Futuro Próximo, Política Comercial y Elecciones'.

Resuche señaló que dar término al TLCAN no está en su escenario base y perciben pocas posibilidades de que suceda. Sin embargo, en sus modelos identifican que más importante que el impacto en el comportamiento de la economía, sería en las cuentas públicas.

"La deuda del gobierno se elevaría más de 10 puntos porcentuales en relación del PIB y este incremento de la deuda pública golpearía la calificación crediticia del soberano", dijo.

EL RETO DE LA ELECCIÓN

La próxima elección presidencial de México podría presentar un desafío más significativo para el perfil crediticio del país que el riesgo de fracaso de una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dijo Moody's este miércoles.

La campaña electoral podría postergar de manera significativa la implementación de reformas importantes, incluida la apertura del sector energético a la inversión privada, dijo más temprano la agencia calificadora de crédito en un reporte.

"La transición política también puede desacelerar la inversión pública en infraestructura, ya que a la nueva administración le va a llevar tiempo establecer sus prioridades de infraestructura y desarrollar una serie de proyectos", agregó Moody´s.

Mientras la campaña electoral gana intensidad, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto transita los primeros pasos en la renegociación del TLCAN que impulsa su par estadounidense Donald Trump, generando temores sobre el efecto de los cambios en la economía mexicana.

La calificadora dijo que las probabilidades de que las renegociaciones del TLCAN interrumpan las operaciones comerciales son bajas, y esto podría presentar una oportunidad para México.

Pero  también señaló que no podía descartar por completo los riesgos para los exportadores mexicanos, especialmente las empresas pertenecientes al sector de fabricación de automotores.

"Una renegociación desfavorable frenaría el crecimiento y provocaría efectos secundarios negativos para las economías locales de los principales estados exportadores del país. Sin embargo, las propuestas iniciales podrían, en efecto, estimular el desarrollo industrial", dijo.

En ese sentido, un mayor ajuste de las normas de origen demandaría incrementar las inversiones para permitir la producción de componentes previamente importados dentro de la región de América del Norte, agregó Moody´s.

Sobre el tema, la calificadora publicó el martes en su reporte de riesgos para América Latina que era improbable que las reformas estructurales se revirtieran, aunque ganara Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, el riesgo político y daños al país que implicarían su posible presidencia también incluyen la de retrasar la implementación de las reformas estructurales.

“Aunque es improbable que una presidencia de López Obrador sea capaz de revertir las reformas, pues no contaría con los suficientes votos en el Congreso para hacerlo, su administración podría retrasar la implementación de las reformas en marcha, particularmente las del sector petrolero”, dijo la calificadora.

La agencia explicó que al político tabasqueño se le conoce por su rechazo a las reformas aprobadas durante la actual administración del presidente Enrique Peña Nieto.

“La composición del Congreso tendrá un efecto importante en la habilidad del gobierno para llevar a cabo su agenda económica”, indicó Moody’s.