Economía

El muro de Trump, clave para evitar el cierre del Gobierno

Si esta semana republicanos y demócratas no se ponen de acuerdo con un plan presupuestal, el presidente viviría un embarazoso momento con el cierre parcial.
Bloomberg
24 abril 2017 10:4 Última actualización 24 abril 2017 10:5
muro fronterizo México-EU

muro fronterizo México-EU (Bloomberg)

Nadie en Washington está diciendo que quiere un cierre del gobierno estadounidense cuando el financiamiento se agote al final de la semana, pero una persona puede llegar a decidirlo: el presidente Donald Trump.

La mayor demanda de Trump es algo que los demócratas rechazan de plano: dinero para su prometido muro fronterizo con México. Los demócratas esperan que ceda para evitar un hito embarazoso para un nuevo presidente que trata de demostrar que puede gobernar. Un cierre parcial se iniciará el sábado, el centésimo día de gestión Trump.

Hay una salida para ambas partes: un plan de gastos a corto plazo que proporcionaría una semana más o menos para las negociaciones después de la fecha límite del sábado.


Por ahora, sin embargo, cada parte es intransigente y Trump hace las cosas más difíciles.

Al tiempo que las discusiones sobre el presupuesto se intensifican, Trump presiona a los republicanos de la Cámara de Representantes para que reinicien el trabajo en un proyecto de ley de derogación y reemplazo de Obamacare después de que el último hiciera implosión en marzo tras su abandono por parte de los conservadores.

Trump también planea anunciar el miércoles por lo menos las líneas generales de una reforma tributaria que sin duda indignará a los demócratas al comprender probables rebajas de impuestos a las empresas y el sector de altos ingresos.

Además de eso, Trump insiste en que no mantendrá la calma ni siquiera si republicanos y demócratas llegan a un acuerdo. Su director de Presupuesto trató de suavizar las cosas el viernes al ofrecer a los demócratas ayuda en su causa favorita, los subsidios de Obamacare.

La cuestión es cuántos de nuestros objetivos tenemos que conseguir y cuántos de los suyos están dispuestos a obtener, dijo el director de Presupuesto, Mick Mulvaney, en Bloomberg Television. "Les ofreceríamos ya mismo un dólar" de pagos de Obamacare, agregó, "por un dólar de pagos del muro".

Los demócratas calificaron de inaceptable la oferta de Mulvaney sobre el Obamacare y dijeron que se niegan a incluir fondos para un muro en la factura de gastos que financiaría al gobierno hasta septiembre, al final del año fiscal.

Es un raro momento en el cual los demócratas tienen poder en la Cámara de Representantes que controlan los republicanos, ya que es probable que los líderes republicanos necesiten por lo menos algunos votos demócratas para compensar las deserciones republicanas en el presupuesto, como ha sido el caso en una serie de enfrentamientos presupuestarios en años recientes.

Trump suena optimista y dice que piensa que las negociaciones están bien encaminadas para evitar un cierre. "Nuestro objetivo es continuar haciendo todo lo necesario para financiar al gobierno", dijo el viernes el secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer.

"No sabemos todavía" si Trump firmaría un proyecto de ley de gastos que no comprendiera dinero para el muro fronterizo, dijo en 'Fox News Sunday' Mulvaney, exintegrante de la Cámara de Representantes por Carolina del Sur y miembro fundador del Freedom Caucus, de orientación conservadora.

El director de Presupuesto dijo la semana pasada que las prioridades de Trump, incluidos más fondos de defensa y el control de la inmigración, no deberían sorprender a nadie.