Economía

Comercio exterior de AL sortea su peor momento en 80 años: Cepal

La caída de las exportaciones de Latinoamérica –la mayor desde los años 30 del siglo pasado– evidencia la fragilidad de la recuperación de EU y la desaceleración de China y la Unión Europea. “La encrucijada está en si seguimos dependiendo del mundo o nos integramos como región”, considera el organismo.
Edgar Sigler
20 octubre 2015 13:16 Última actualización 20 octubre 2015 15:58
Comercio exterior

La región ha visto un decremento de 14 por ciento en el valor de sus exportaciones en 2015, a pesar de que por volumen crecerán uno por ciento. (Bloomberg)

Entre 2013 y 2015, el comercio exterior de América Latina sufrió su peor desempeño en los últimos 80 años, lo que evidencia la fragilidad mundial que existe ante la lenta recuperación de la economía de Estados Unidos, y la desaceleración tanto en China como en la Unión Europea, explicó la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcenas.

“Y esto lleva cuatro años, quizá cinco con este. Ya no es un fenómeno coyuntural. Es un fenómeno que habla de que si no hay cambios más profundos esto puede empeorar”, enfatizó la directiva en una conferencia de prensa.

La región acumuló su primera caída desde la década de los 30, cuando el comercio de la región se hundió más de 23 por ciento, en medio de una baja en el ritmo a nivel mundial del comercio exterior donde las potencias como China y la Unión Europea han frenaron sus importaciones, y sólo Estados Unidos ha mostrado una leve mejoría.


Pero a este escenario se suma la fuerte caída en los precios de las materias primas como el cobre, acero y el petróleo, por lo que la región ha visto un decremento de 14 por ciento en el valor de sus exportaciones en 2015, a pesar de que por volumen crecerán uno por ciento.

“La encrucijada de nuestra región está si seguimos dependiendo del mundo o nos integramos como región”, consideró Bárcenas.

La región también sufrirá una importante caída por el lado de las importaciones, que bajarán 10 por ciento en términos de valor y 1.5 por ciento en volumen.

La titular de la Cepal realizó un llamado para que las naciones de la región consideren un nuevo acuerdo que les permita fortalecer el intercambio de bienes y servicios entre sus integrantes, ante una nueva realidad donde países como China intentan depender menos de las importaciones para sus productos de exportación, en un proceso que equiparó a la conocida política de “sustitución de importaciones” de mediados del siglo pasado, con el fin de depender menos del exterior.

México es el ejemplo de cómo se puede perder parte de los beneficios de las exportaciones cuando éstas se manufacturan con 40 por ciento de bienes y servicios importados.

“México en el mundo Latinoamericano es uno de los países con más diversificación en su estructura. Pero el problema de México es que su diversificación está más centrada en manufacturas medias y bajas… 40 por ciento de nuestras exportaciones son importaciones. Así que somos buenos para exportar importaciones”, ejemplificó la secretaria ejecutiva del organismo regional.

Bárcenas añadió que si bien el nuevo Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por sus siglas en inglés) puede servir como una salida al estancamiento comercial global, se trata más de un intento de Estados Unidos por contener la influencia global de China, y la Cepal aún tiene dudas sobre si los términos resultarán beneficiosos para México, Chile y Perú, por lo que está a la espera de que se libere para estudiarlo caso por caso.