Economía

El Brexit conspira contra la confianza y estabilidad: Gurría

Para el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, los mercados financieros se encuentran en la incertidumbre debido a la inesperada salida del Reino Unido de la UE.
13 julio 2016 22:44 Última actualización 14 julio 2016 5:0
José Angel Gurria, Secretario General de la OCDE.

Hay elementos de incertidumbre muy severa que están agregándole fuego a la turbulencia de los mercados, expuso Gurria. (Eladio Ortiz)

La salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) es un acontecimiento que conspira contra la confianza y la estabilidad global. Además de haber sido un hecho inesperado, abona a la incertidumbre de los mercados, dijo en entrevista con El Financiero Bloomberg, José Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“Hay elementos de incertidumbre muy severa que están agregándole fuego a la turbulencia de los mercados, los cuales manejan las malas noticias bastante bien, pero no la incertidumbre, pues tienden a irse al peor escenario”, indicó.

En este sentido, hizo referencia a temas políticos dentro del Reino Unido, como los relativos a Escocia e Irlanda del Norte, que son regiones que votaron a favor de quedarse en la Unión Europea, además de los temas relacionados con la pertenencia del país en Europa y su futura relación con ésta y con el resto del mundo.

Todo, en un contexto global afectado además por temas de terrorismo y flujos de refugiados.

“Toda esa incertidumbre se está reflejando en los mercados, sobre todo en Inglaterra donde los impactos del crecimiento del último trimestre son claros y donde la incertidumbre política se agregó a la económica”, comentó.

El dirigente añadió que parte de esta incertidumbre se resolvió con la toma de posesión de la nueva primera ministra, Theresa May, aunque subrayó que aún faltan por pasar varios años de trabajos excepcionales “que se hubieran podido evitar en caso de que se hubiera escogido el camino de quedarse en Europa”.

Apuntó que cada país que tiene un acuerdo comercial con la Unión Europea, tendrá que negociar su propio tratado con el Reino Unido, en tanto Europa deberá hacer sus pactos de manera individual.

Gurría apuntó que la salida del Reino Unido de la Unión Europea implica además de incertidumbre, gastos, ya que si bien de una forma u otra se reestablecerán las corrientes de comercio y financiamiento, ocurrirán de forma menos eficiente y con un costo sobre el crecimiento.

Señaló que para el PIB global se estima un crecimiento de tres por ciento, inferior al anterior a la crisis global, cuando se creció en promedio cuatro por ciento en los últimos 10 años, “es decir que llevamos ocho años tras la crisis y aún no volvemos al nivel de crecimiento que teníamos antes de la crisis. Esto te da idea de la gravedad del asunto”.