Economía

El 70% de los jóvenes que trabajan carecen de seguridad social: Inegi

En los últimos cinco años, la proporción de trabajadores afiliados a la seguridad social aumentó de manera muy moderada al avanzar en la trayectoria laboral, según la encuesta de Trayectorias Laborales 2015 realizada por el Inegi.
Yuridia Torres
31 mayo 2016 16:16 Última actualización 31 mayo 2016 16:54
jóvenes

(Cuartoscuro)

En México el 70 por ciento de los jóvenes que tienen entre 18 y 29 años no tienen acceso a seguridad social, lo que implica un reto para estas generaciones debido a que comienzan a cotizar tarde para su pensión, es decir, que se limita el ahorro para el retiro, el acceso a servicios de salud, y además dificulta que después ingresen al mercado laboral formal, según la Encuesta de Trayectorias Laborales 2015 realizado por el Inegi para la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) .

De acuerdo con la muestra, en los últimos cinco años, la proporción de trabajadores afiliados a la seguridad social aumentó de manera muy moderada al avanzar en la trayectoria laboral.

También se destacó que 4 de cada 10 trabajadores accedieron a la seguridad social en todo el periodo trabajado de 2010 a 2015, proporción que en los jóvenes fue de 3 de cada 10.

"Resulta crítico reforzar acciones para afiliar a la población al Sistema de Ahorro para el Retiro desde una temprana edad temprana, pues entre más se posponga el momento de ingresar al mercado laboral, más complicado será hacerlo durante la trayectoria laboral de los trabajadores", destacó Carlos Ramírez Fuentes, presidente de la Consar.

La información obtenida reflejó que los jóvenes comienzan su vida laboral a los 20 años, mientras que las mujeres inician a edad más tardía (22 años), lo que las coloca en desventaja desde el inicio para el proceso de acumulación en su Afore.

Esta situación pone en riesgo a los 67 millones de mujeres que existen en el país porque se les complica acumular suficiente dinero para su pensión.

"Se conforma que las mujeres son un grupo vulnerable en materia de pensiones", afirmó Carlos Ramírez.

Entre los factores que ponen en desventaja a las mueres destacan: Comienzan más tarde a laborar; tienen trabajos menos calificados, ingresos inferiores; su duración de empleo es mejor; densidad de cotización menor y se les complica encontrar empleos que ofrezcan seguridad social.

: