Economía

Edificación en picada, sector constructor se resiente

Las obras de edificación se redujeron 3.9% en abril frente al año pasado, lo que representó su mayor contracción en dos años y el séptimo mes de forma consecutiva en que el valor de estas obras se mantiene en terreno negativo.
Thamara Martínez
30 junio 2016 8:57 Última actualización 30 junio 2016 9:40
Construcción de ICA en la CDMX: (Bloomberg)

Construcción de ICA en la CDMX: (Bloomberg)

El pilar más importante del sector de la construcción parece debilitarse cada vez más. Las obras de edificación, que aportan más de 44 por ciento del valor de producción total de la rama, reportaron en abril su mayor contracción en dos años.

Con una producción de poco más de 16 mil millones de pesos, la edificación en el país se redujo 3.9 por ciento frente al año pasado, que además de revelar la baja a mayor ritmo del sector desde abril de 2014, señala el séptimo mes de forma consecutiva en que el valor de estas obras se mantiene en terreno negativo.

La mala racha de la edificación se ha materializado en el resultado agregado del sector, cuyo valor de producción obtuvo su peor resultado en cinco meses. Según cifras ajustadas por estacionalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), respecto a 2015 las empresas constructoras disminuyeron su producción en 2.7 por ciento hasta 36 mil 270 millones de pesos en abril.

Vale considerar que con este balance la rama hila dos meses de caídas, pese a los significativos incrementos en la producción de otros sectores de menor participación como el de las obras de agua, riego y saneamiento o las de electricidad y telecomunicaciones.

En el mes en cuestión, estos subsectores expandieron el monto de su producción en 6.8 y 33.6 por ciento, respectivamente. Empero, el aporte al valor total del sector es minoritario, por lo que su dinamismo se vio neutralizado por las pérdidas en otros rubros de mayor participación.

Por ejemplo, la producción de las obras orientadas a transporte y urbanización, que concentran más de 25 por ciento del valor total de la construcción, se redujeron por primera vez en tres meses registrando una baja de 0.8 por ciento.

Sin embargo, la construcción de obras en el sector del petróleo y la petroquímica fueron las más deprimidas, toda vez que este renglón participa con el ocho por ciento de la producción total. En comparación con el año pasado el rendimiento del sector se contrajo 25.8 por ciento, la caída de mayor cuantía en poco más de siete años.

La desaceleración del sector trajo efectos adversos para la planta laboral, que se ha reducido de forma constante por más un año. No obstante, el recorte de personal en abril hizo que los trabajadores de la construcción, de 4.2 por ciento de ellos, fuera el más significativo en dos años.

De igual forma la jornada laboral acumuló 13 meses de disminuciones, en tanto que las remuneraciones por persona ocupada se elevaron 1.5 por ciento anualmente.