Economía

Drones, la pauta para la llegada de tecnología a las minas

Los drones podrían acortar las cadenas de abastecimiento y modificar la capacidad de supervisión, rastreo y gestión de los aspectos clave de la actividad de minería. 
Bloomberg
04 abril 2014 19:10 Última actualización 06 abril 2014 5:0
Además de los drones podrían ser utilizados satélites. (Bloomberg)

Drones podrían significar un ahorro para ese sector. (Bloomberg)

¿Minas sin mineros? No exactamente. Sin embargo, el auge de la tecnología de robots, drones, camiones sin conductor y trenes sin maquinista está empezando a dar nueva forma a una de las industrias que más mano de obra requiere en el mundo, augurando la automatización de la logística, las cadenas de abastecimiento y el trazado de mapas y permitiendo el desarrollo de minas en regiones que antes se consideraban demasiado peligrosas o lejanas para su explotación.

Ya hay unos 200 camiones de transporte sin conductor trabajando en las minas de mineral de hierro, principalmente en Australia. Entretanto, el gigante de la minería Rio Tinto Ltd., que financia uno de los programas de robótica no militar más importantes del mundo, pronto usará trenes no tripulados para llevar cargas a la costa y pondrá en el aire drones en sus minas más alejadas.

Los drones pueden supervisar las existencias, trazar mapas de los objetivos de exploración y rastrear equipos, y en el futuro entregarán paquetes a los talleres, según Accenture Plc. -y mucho antes del plazo previsto por Jeff Bezos de Amazon.com Inc., que quiere que algún día los libros y DVD de Amazon se entreguen a los clientes de manera instantánea por medio de helicópteros en miniatura.

“Venga a verme más o menos en octubre”, dijo John McGagh, responsable de innovación de Rio Tinto en Brisbane, Australia, donde el personal usa la pantalla táctil de multicontenido más grande del mundo para supervisar las operaciones de minería de Utah a Queensland. “Verá drones dando vuelta en el aire. Eso no está tan lejos”.

ROBOTS Y DRONES

Los avances tecnológicos en el desarrollo de drones y robots ayudarán a abrir las minas del futuro en lugares lejanos como Mongolia, permitiendo que esas máquinas sean dirigidas desde salas de control parecidas a la NASA de ciudades de Estados Unidos y Australia. BHP Billiton Ltd., la minera más grande del mundo, Anglo American Plc y Rio son algunas de las compañías de minería que impulsan esta carrera mundial de automatización de alta tecnología, apostando a que los nuevos equipos contribuirán a reducir costos y aumentar los retornos y les permitirán explotar yacimientos hasta ahora considerados demasiado complejos o peligrosos para los seres humanos.

Mientras los drones se desplazan en el aire, las minas de 2030 también podrían ver a robots ambulantes trazando esquemas detallados al milímetro de las cámaras subterráneas mediante el uso de rayos láser o empleando barrenas de perforación automáticas para separar los desechos de los minerales valiosos mientras taladran la roca. En los depósitos de desechos, se usarán las llamadas esponjas moleculares creadas a partir de caparazones de cangrejo para extraer hasta la última partícula de metal.

Los drones podrán acortar las cadenas de abastecimiento y modificarán nuestra capacidad de supervisión, rastreo y gestión de los aspectos clave de nuestra actividad de minería que requieren una rápida respuesta en los lujares alejados”, señaló Nigel Court, que trabaja para Accenture en Perth como responsable de la industria de recursos naturales en la región Asia Pacífico. “Una de las cosas maravillosas que veremos con los drones es la entrega inmediata de repuestos, literalmente en cuestión de horas, mientras que en este momento esta puede demorar días”.