Economía

Dos mexicanas
que conquistan EU
por el estómago

Mientras que Gruma generó en 2015 ingresos por 3 mil 900 millones de dólares y concentró 30 por ciento del mercado de Estados Unidos, Bimbo logró crecer sus ventas netas 17.5 por ciento en ese país en los primeros nueve meses de 2016.
Valente Villamil
02 noviembre 2016 22:34 Última actualización 03 noviembre 2016 5:5
Etiquetas
maseca

Bimbo y Gruma obtuvieron buenos resultados en Estados Unidos durante 2016. (Especial)

El pan dulce de Bimbo y las tortillas de Gruma le pusieron sabor a los resultados de las empresas en Estados Unidos.

Mientras que la harinera ostenta el 30 por ciento del mercado de tortillas de ese país, que el año pasado generó ingresos por tres mil 900 millones de dólares, según la agencia IBIS World, Bimbo ostenta el 21.8 del mercado de pan con levadura, cifrado en 18 mil millones de dólares, según Euromonitor.

Ambas compañías están muy lejos de sus competidores más cercanos por más de 10 puntos porcentuales.

A Gruma le sigue la misma Bimbo que tiene 10 por ciento del mercado de tortillas, y a Bimbo le sigue Flowers Food en el mercado de pan, con 9.8 por ciento.

La compañía del osito, comandada por Daniel Servitje Montull, logró crecer su ventas netas 17.5 por ciento durante los primeros nueve meses del año en Norteamérica, de acuerdo con el reporte de resultados del tercer trimestre 2016.


Así, las ventas netas pasaron de 83 mil 603 millones de pesos en los primeros nueve meses del 2015 a 98 mil 254 millones de pesos en el mismo periodo de este año.

“Las ventas de nuestras marcas clave en la región continuaron creciendo, especialmente Sara Lee, Thomas, Little Bites y Takis en Estados Unidos”, dijo Daniel Servitje el viernes durante una conferencia telefónica y agregó que el tipo de cambio también ayudó.

ENFOCA SUS ESFUERZOS
Además Bimbo, según analistas, está concentrándose en las marcas con mayor valor.

“Poco a poco ha ido migrando sus marcas más tradicionales a las premium y la competencia es muy fuerte en Estados Unidos entonces no ha sido tan fácil el crecimiento”, dijo José Antonio Cebeira, analista de Actinver.

Mientras que en México obtiene un margen de utilidad antes de otros ingresos y gastos de 14.5 por ciento, en Estados Unidos ganó 6.7 por ciento durante los primeros nueve meses de 2016, un punto porcentual más que un año antes.

La baja de algunos costos le ayudó, pero allá el empresario topó con lo más duro de los estadounidenses: un sindicato que mueve el 60 por ciento de su pan y un público que allá está acostumbrado a pagar 99 centavos por barra.

Fuentes vinculadas a la empresa informan que incluyendo su sueldo, pensión y otras prestaciones, los camioneros estadounidenses cuestan individualmente unos 110 mil dólares al año. El equivalente a unos 165 mil pesos al mes. En México, el salario de un “trailero” es de unos 35 mil pesos mensuales, sin contar el camión que forma parte del activo de la empresa.

“Han tenido negociaciones con ellos, han ido avanzando pero muy lento, entonces, en cuanto a sueldos pues te pega los márgenes”, dijo Cebeira.

A pesar de ello, los ingresos de Bimbo crecieron 15 por ciento entre el tercer trimestre del 2015 contra el mismo periodo del presente año, siendo los ingresos de Norteamérica, que representa 53 por ciento del total global, los que más crecieron con 14 por ciento, según el reporte.

EXPERIENCIA ANTE TODO
En tanto que Gruma sigue aprovechando su experiencia en el negocio del maíz, lo que aunado a la creciente popularización de la comida mexicana en Estados Unidos, ha venido a engordar sus números.

Dirigida por Juan Antonio González Moreno, es la mayor productora de harina de maíz en el vecino del norte, tiene 29 plantas y su principal marca es Mission Foods y las ventas en este país van viento en popa a tal grado que su último reporte trimestral revela que el 60 por ciento de sus ventas globales son en este mercado, que también le genera un 61 por ciento de su EBITDA mundial, de acuerdo con Miguel Tortolero, analista de GBM.

“Ya desde los últimos trimestres la parte de Estados Unidos ha sido el motor del crecimiento de la empresa, principalmente por una cada vez mayor aceptación de los productos, de la tortilla que está penetrando cada vez más”, agregó el experto.

Señaló que la estrategia de racionalizar el portafolio de productos y la experiencia en el mercado estadounidense de la tortilla hacen que Gruma tenga buenas expectativas para la empresa en Estados Unidos.
“Tiene ventaja al conocer el mercado, al empezar abrir ese mercado en ese país, entonces, los buenos resultados hacia adelante van a seguir”, dijo.

Bimbo y Gruma venden más en Estados Unidos que en México, ya que su participación supera el 50% en ambos casos.
Todas las notas ECONOMÍA
Médicos, profesores y barrenderos, mucho más estresados que usted
Socio comercial número 1 se llama México: gobernador de Arizona
Slim te explica por qué cree que Trump puede ser bueno para México
Mañana se licita la Ronda 1.4, pero podría no ser el mejor momento
Recesión provoca que en los bares se beba menos... pero mejor y más barato
México, debe estar unido ante amenazas de proteccionismo: SE
México buscará acuerdos bilaterales con países del TPP: Peña Nieto
Comercio exterior es para que todos ganen: Guajardo
BMV cae 1.77% en la semana y extiende racha bajista
STPS prevé recuperación de 15% de poder adquisitivo por alza salarial
México debería cambiar reglas obsoletas del Banxico: Revilla
¿Quién puede ser el sucesor de Carstens en el Banxico?
Tipo de cambio sube en ranking de mayores riesgos para México
Carstens, con el 'bat' listo si la inflación acelera
5 datos por los que la COP13 te podría interesar
Tres malos augurios para México en 2017
México recibe a gigantes petroleros con una Pemex 'enferma'
Inflación se aceleraría pero se mantendrá dentro de meta: Carstens
Indicador coincidente revela debilidad en septiembre
Agustín Carstens es muy capaz y reconocido: Valentín Diez
IP toma rol protagónico en arranque de la COP13 sobre biodiversidad
Desempleo en EU cae a mínimo de más de 9 años
En Querétaro, el tercer municipio con mayor transparencia fiscal
Inquieta salida de Carstens
El país tiene que ser amistoso con EU: Bloomberg