Economía

Dólar ya empuja los costos de importación 

Debido al alza del dólar frente al peso, los precios de mercancías al productor en México se elevaron en julio 6 por ciento anual, el porcentaje más alto en casi tres años, afectando a industrias de fabricación de maquinaria y equipos de computación y electrónicos, entre otros.
Daniel Villegas
10 agosto 2015 0:17 Última actualización 10 agosto 2015 5:5
iMac, de Apple

Los equipos de cómputo ha sido uno de los rubros que ha sido afectado por la depreciación cambiaria.  (Reuters/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los productores ya están resintiendo el impacto de la depreciación del tipo de cambio debido al encarecimiento en el precio de los insumos importados.

Los precios de las mercancías al productor sin petróleo se elevaron en julio 6 por ciento anual, la cifra más alta en poco más de tres años, ante el alza en los precios de productos y materias primas adquiridas en el exterior. Los precios de mercancías para exportación subieron 9.84 por ciento anual, su mayor aumento en 44 meses.

El índice total de precios al productor en mercancías para el mercado interno subió 3.95 por ciento, de acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Estos avances contrastan con el aumento reportado en los precios al consumidor, de 2.74 por ciento anual en el séptimo mes, con lo que se ubicó en su nivel mínimo histórico.


Para los analistas aún no existe una evidencia contundente de presiones inflacionarias reflejadas al consumidor por la debilidad del peso ante la divisa estadounidense.

La absorción de alzas del aparato productivo, la situación económica y bajos precios de las materias primas han favorecido la evolución de los precios al consumidor.

GOLPE A INDUSTRIALES
Analistas indicaron que los mayores costos que están registrando los productores en los últimos meses están relacionados con la debilidad que ha reportado el tipo de cambio.

“Muchos de estos sectores de exportación son del ramo manufacturero, mismo que utiliza una gran cantidad de insumos importados para elaboración de sus productos. Es por esto que las presiones inflacionarias ocasionadas por el tipo de cambio se está comenzando a observar en estos ramos”, indicó Sergio Negrete, catedrático del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

De acuerdo con datos presentados por el instituto se puede constatar que los productos manufactureros ya acumulan dos meses seguidos con tasas de inflación al productor, por arriba de 4 por ciento, pues en junio se ubicó en 4.5 y en julio 4.8 por ciento.

SECTORES MÁS AFECTADOS
Las industrias que han sido más impactadas son las de fabricación de maquinaria y equipo, de equipo de computación y electrónicos, aparatos eléctricos así como equipo de transporte que presentaron incrementos en sus precios de 11.6, 13.19 10.69 y 11.71 por ciento anual en el mes anterior, respectivamente.

El efecto esperado es que como estas mercancías tienen como destino final el sector externo, particularmente Estados Unidos, la presión se aligere, pues las empresas estarían recibiendo ingresos en dólares lo que aminoraría el impacto, comentó Manuel Valencia, director del Programa de Negocios Internacionales del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

EFECTOS AL CONSUMIDOR
Negrete indicó que si se prolonga el peso débil en los próximos meses el efecto en los precios al consumidor podría comenzarse a visualizar al cierre de año o a inicios del próximo.

Estimó que el impacto sobre el índice inflacionario podría ser de 10 a 20 puntos base, “que no es alarmante puesto que actualmente nos encontramos en niveles de 2.8 por ciento”.

Para Manuel Valencia, el efecto de un dólar caro podría ser contrarrestado en el consumo si las ventas en el último trimestre de este año muestran un desempeño favorable. “Las empresas podrían absorber el efecto si las ventas por la época navideña son buenas, como está previsto que pase, puesto que estos elementos las están obligando a competir más por la preferencia de los consumidores”, consideró el especialista.

El elevado tipo de cambio está haciéndose sentir en los precios con los que operan los productores, que por lo pronto están absorbiendo en sus costos.