Economía

Dólar baja de los 20 pesos, luego del 'Trump shock'

El peso se desplomó por la noche con el avance de los resultados electorales en Estados Unidos, aunque después se recuperó ligeramente por expectativas de medidas del Gobierno y el Banco Central.
Abraham González|Clara Zepeda
09 noviembre 2016 1:56 Última actualización 09 noviembre 2016 7:16
billetes

(Bloomberg)

El peso volvió a estar bajo fuego ayer por la noche. El tipo de cambio frente al dólar alcanzó un nuevo máximo histórico de 20.74 unidades en el mercado internacional, luego de registrar una depreciación arriba de 14 por ciento en un lapso de cuatro horas.

Mientras Trump aventajaba en el conteo de votos electorales, se produjo una ola de ventas a nivel internacional, en donde el peso fue el activo más golpeado del mundo.

Hacia las 4:00 horas del miércoles, el peso había recuperado terreno pero se mantenía por encima de las 20 unidades, con un tipo de cambio de 20.03 pesos por dólar.

Alrededor de las 5:00 horas cotizaba 19.88, y a las 7 horas bajó aún más a 19.80, por las expectativas de los anuncios que harán en minutos la Secretaría de Hacienda y el Banco de México.

La aversión al riesgo también se vio reflejada en las monedas de mercados emergentes, los futuros de las bolsas en Estados Unidos y los precios de los commodities.

De acuerdo con analistas, de mantenerse estos niveles en el tipo de cambio, el Banco de México podría reaccionar con un aumento en su tasa objetivo de hasta 100 puntos base.


“Si Trump gana la elección, Banxico podría intervenir en el mercado de divisas y aumentar hasta en 100 puntos base las tasas este año, para prevenir que una repentina depreciación del peso desancle las expectativas de inflación”, advirtió Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch en un reporte previo a las elecciones.

Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer coincidió en que Banxico reaccionaría con un alza de hasta 100 puntos base y ventas de dólares en caso de que el republicano se impusiera en las elecciones.

Diversos especialistas advertían que, de confirmarse un triunfo de Trump, la sesión del miércoles sería complicada para el peso y para todos los mercados financieros globales.

Lino Marmolejo, gerente de operación de DerFin, destacó que un escenario en el que las bolsas de Asia y los futuros de Estados Unidos caían era la antesala de un miércoles negro.

“Hillary Clinton ganó los estados que tenía que ganar, pero no lo hizo con la holgura que se requería, por lo que es importante que los agentes económicos se mantengan con cautela este miércoles”, dijo.
Aclaró que no será un “desastre” como la quiebra de Lehman Brothers, pero sí habrá salida de capitales de mercados emergentes, considerados activos riesgosos.

‘CORREN’ A ACTIVOS DE REFUGIO
En medio de la incertidumbre, los activos de refugio, como el oro, la plata y los bonos del Tesoro se dispararon.

La onza de oro en el mercado spot se elevó 4.45 por ciento, es decir, más de 50 dólares, lo que lo llevó a los mil 332 dólares. En tanto, la onza de plata se elevaba 3.16 por ciento para alcanzar los 18.95 dólares.

Mientras tanto, la nota del Tesoro a 10 años vio caer su rendimiento a un mínimo de casi tres semanas, de 1.738 por ciento. En contraste, su precio se elevó a un máximo de 97.25 dólares en el mismo lapso.
El yen japonés y el franco suizo, otros activos que también son buscados por los inversionistas en momentos de volatilidad, ganaban 3.77por ciento y 2.33 por ciento, respectivamente.

El dólar se disparó y se acercó a los 21 pesos, mientras que los futuros del S&P 500 se desplomaron. El oro volvió a superar la marca de los mil 300 dólares.