Economía

Disminuyó la carga fiscal sobre el precio de la gasolina

En enero del año pasado la contribución de los impuestos al precio de la gasolina fue de 45 por ciento, mientras que en el mismo mes de este año representó 36 por ciento, es decir una disminución de nueve puntos porcentuales en un año.
Dainzú Patiño
06 enero 2017 0:3 Última actualización 06 enero 2017 5:5
gasolina

(Cuartoscuro)

En enero y hasta el 4 de febrero de este año, la contribución de los impuestos al precio de la gasolina Magna será menor a la reportada en enero de 2016.

A inicios de este año, los gravámenes representan en promedio 36 por ciento del precio final de cada litro de gasolina, que equivalen a 5.75 pesos.

En tanto, en enero del año pasado esta proporción fue 45 por ciento o 5.90 pesos por litro, es decir nueve puntos porcentuales más por cada litro vendido.

En una sesión de preguntas y respuestas en Twitter, el titular de Hacienda, José Antonio Meade, detalló que por cada litro de gasolina, 36 por ciento corresponde a impuestos, 51 por ciento a producción y 13 por ciento a logística.

Es decir que por cada 15.99 pesos (precio promedio) de gasolina Magna que se pagan en el país, 5.75 pesos corresponden al pago de impuestos como IEPS e IVA; 8.15 pesos al costo de la producción, es decir el de referencia del combustible, y 2.07 pesos a “otros costos”, que incluye transporte y logística, así como la ganancia para la estación de servicio, que ascendería en promedio a 0.91 pesos por litro.




“El precio de la gasolina aumenta, pero no es por el impuesto; éste se estableció en un monto fijo y como proporción del precio total se vuelve menor, el impuesto deja de tener importancia como componente del precio al público. El aumento de precios tiene que ver con el repunte de la cotización de las gasolinas en Estados Unidos, que es nuestro precio de referencia, y con la caída del tipo de cambio”, explicó Luis Miguel Labardini, socio de Marcos y Asociados.

Es decir, se está pagando más pesos por gasolina importada y comprada en dólares; “el impuesto no ha variado, antes era un porcentaje, ahora es un monto fijo”, agregó.

La carga tributaria de 5.75 pesos por litro de Magna para 2017 corresponde a tres tipos de IEPS: el Federal que es de 3.18 pesos, el estatal (exento de IVA) con una cuota de 0.38 centavos y el IEPS ambiental, con 0.1141 centavos.

Por su parte, la carga del IVA de 16 por ciento corresponde en promedio a 2.07 pesos.

En 2017 se tendrá una estructura fiscal estable, la cual no cambia con respecto a 2016. Esto representará mayor certeza en la recaudación para el gobierno, pero no implicará que recaude más.

“Para este año no hay riesgo de que se hagan ajustes a esta carga tributaria, por lo que no habría algún subsidio, habrá ingresos para el gobierno”, dijo Arturo Carranza, especialista del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP).

“El alza en el precio final obedece más a un precio del petróleo mayor, y por ende de la gasolina. Se estima que el barril de WTI promedie este año 51 dólares por barril, el promedio en 2016 fue 45 dólares. Tan sólo el precio del barril de la mezcla mexicana aumentó 60 por ciento en el último año”, añadió.

De acuerdo con el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) en promedio los impuestos contribuyeron en 2016 con 39 por ciento al precio.

Más de la tercera parte de lo que el público paga por un litro de gasolina se va a las arcas del gobierno, mientras que 51 por ciento del precio es el costo de producción.