Economía

Congreso aprueba castigar malos manejos en deuda estatal

La Cámara de Diputados aprueba, sin discusión, la minuta que el martes fue avalada sin cambios por el Senado. La ley establece sanciones administrativas y penales a servidores públicos.
Víctor Chávez
17 marzo 2016 14:29 Última actualización 17 marzo 2016 14:43
[El peso se ha visto afectado más de lo previsto por datos de la Fed/Bloomberg] 

Diputados aprobaron la Ley de Disciplina Financiera. (Bloomberg)

En un trámite automático, sin discusión ni modificaciones, la Cámara de Diputados avaló este jueves los cambios que realizó el Senado a la minuta que expide la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios y la envió al Ejecutivo federal para su publicación en el Diario Oficial de la Federación y entrada en vigor de inmediato.

El Pleno conoció hoy la recepción de la minuta que regresó el Senado y aprobó, en votación económica, dispensar todos los trámites para iniciar su discusión de inmediato y poco después la avaló en su totalidad.

El documento deroga diversas disposiciones de las leyes de Coordinación Fiscal, General de Deuda Pública y General de Contabilidad Gubernamental, con el fin de regular y controlar el endeudamiento de estados y municipios.


Fue aprobado de manera inicial por la Cámara de Diputados y el martes pasado el Senado de la República la aprobó con cambios para elevar de 10 a 15 por ciento el techo de deuda que podrán contratar las entidades con buen historial crediticio, y lo regresó a San Lázaro.

El presidente de la Mesa Directiva, Jesús Zambrano Grijalva, informó que el Senado modificó los artículos 2, 23, 24, 26, 33, 46, 51 correspondiente a la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, así como al artículo 9 de Coordinación Fiscal y al artículo 14 transitorio del proyecto de decreto.

La minuta establece castigos a quienes incurran en actos de corrupción o utilicen de manera incorrecta los recursos públicos, al canalizarlos a un destino que no sea la inversión pública.

La reforma también establece que los estados y municipios deberán inscribir y publicar los créditos de manera oportuna y transparente en un registro público único, para formar un sistema de alertas que califique el nivel de endeudamiento, el cual contempla tres mediciones: endeudamiento sostenible (semáforo verde), endeudamiento en observación (semáforo amarillo) y endeudamiento elevado (semáforo rojo).

La nueva ley señala que el Congreso sólo podrá intervenir en este proceso cuando se tenga que definir si los estados pueden adquirir mayor deuda, cuando las entidades y los municipios sobrepasen su techo de endeudamiento y generen condiciones de desorden en el manejo de sus finanzas.

: