Economía

Devoluciones, mayor queja en Prodecon

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente dijo que ha atendido a pequeños pagadores de impuestos como a empresas multinacionales para regularizar su situación financiera. 
Dainzú Patiño
21 febrero 2017 11:45 Última actualización 22 febrero 2017 5:0
Etiquetas
peso

peso

Los problemas más comunes de los contribuyentes en 2016 fueron devoluciones de IVA e ISR, auditorías fiscales, inconsistencias en el RFC, problemas en la emisión de los CFDI, así como la cancelación de Certificados de sello digital, refirió la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) en su informe de actividades 2016.

Las cartas invitación que el SAT envía a los contribuyentes para regularizar su situación fueron también un tema recurrente.

De un total de 142 mil 775 atenciones a los pagadores de impuestos, 40 por ciento se relacionaron con devoluciones de IVA e ISR; 20 por ciento fue por problemas con los Comprobantes Fiscales Digitales y cancelación de los sellos digitales; 20 por ciento se relacionó con cartas invitación; 10 por ciento con errores del RFC y 10 por ciento por auditorías del SAT.

“Observamos un incremento en la atención en relación con devoluciones, pero ahora con más problemas relacionados con el ISR, mientras que por IVA descendió, comportamiento contrario al del año pasado”, comentó Edson Uribe, subprocurador general de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) en entrevista con El Financiero.

Los procesos de fiscalización de la autoridad son cada vez más precisos y detallados, y que, frente a una mínima discrepancia, se atrasan estas devoluciones, explicó.

“A diferencia de años pasados, no nada más se están focalizando en IVA, se suma la problemática de personas físicas y asalariados a la devolución por el Impuesto Sobre la Renta (ISR)”, comentó Uribe.

El atraso en la devolución del ISR se fundamenta en errores hechos por el patrón en materia de ingresos pagados al trabajador, por ejemplo.

CANCELACIÓN DE SELLOS DIGITALES

Un tema que tiene ocupada a la Prodecon es la cancelación del sello digital junto con la generación de Comprobantes Fiscales Digitales (CFDI), agregó el funcionario.

“Estamos siguiendo muy de cerca las cancelaciones del sello digital, si a una empresa, sin suficiente motivo, se le cancela su sello y no puede facturar, prácticamente le quitan el oxígeno y creemos que por lo delicado de la herramienta, el SAT tiene que constatar verdaderamente que es un contribuyente que no está localizado”, abundó.

: