Economía

Devolución retenida ayuda a fisco

El IMCP señaló que las cifras de recaudación del fisco se han visto beneficiadas por las devoluciones del IVA y del ISR que ha rechazado el SAT.
Dainzú Patiño
14 diciembre 2016 22:50 Última actualización 15 diciembre 2016 5:0
Salario. (Bloomberg)

La recaudación se ha incrementado porque se han perfeccionado los instrumentos para la fiscalización. (Bloomberg)

Las devoluciones del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del Impuesto sobre la Renta (ISR) que ha rechazado el Servicio de Administración Tributaria (SAT) o que están pendientes de ser entregadas, están contribuyendo a las cifras de recaudación tributaria, la cual ha rebasado sus metas en los últimos años, señaló Luis Sánchez Galguera, vicepresidente fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

“Parte de los ingresos por recaudación todavía tienen las cifras del saldo a favor de IVA que no se han devuelto, por lo cual el número de recaudación de la autoridad fiscal no es neto del pasivo que tiene el fisco respecto a estas devoluciones”, expuso en la conferencia mensual del instituto.

Indicó que tras la reforma fiscal, el SAT se ha concentrado en hacer más eficiente la recaudación a través de la tecnología, pero también, alegando la compra de facturas, operaciones falsas e incumplimiento en materia fiscal por parte de los contribuyentes, ha retrasado y rechazado la devolución de impuestos, favoreciendo la recaudación de impuestos por parte del fisco.

Sánchez Galguera apuntó que la recaudación también ha aumentado porque se han perfeccionado los instrumentos para la fiscalización, por ejemplo, la eficiencia en los análisis de riesgo y esquemas de revisión en auditorías.

No obstante, dijo que la autoridad debería trabajar más en combatir prácticas incorrectas y desleales como esquemas de outsourcing mal implementados en empresas.

Asimismo, consideró que debería enfocarse en el combate a la informalidad a través del ataque a mecanismos de distribución de mercancías, además de perfeccionar temas relacionados con el comercio exterior.

“Trabajando más en estos factores la recaudación se incrementaría vertiginosamente”, expuso Sánchez Helguera.

La semana pasada México bajó en el ranking Paying Taxes, realizado por PwC y el Banco Mundial de la posición 92 a la 114, precisamente por el retraso observado en la devolución de impuestos.

La baja se debió a que en esta edición, por primera vez se adhirió un nuevo índice que contempla dos elementos: el tiempo para recuperar saldos a favor por IVA y el tiempo para corregir un error en el cálculo del ISR, incluyendo una posible revisión o auditoría por parte de la autoridad fiscal.

De enero a octubre de este año, la recaudación de ingresos tributarios aumentó 10.8 por ciento anual y real, según datos de Hacienda.

Los impuestos tributarios a octubre sumaron 2.237 billones de pesos, en tanto la meta de 2016 es de 2.407 billones de pesos.