Economía

Deuda de estados sube 10% en un año

La deuda de los estados y municipios creció a un tasa de 10.3
por ciento en los últimos 12 meses; en Chihuahua aumentó 61
por ciento y es la entidad más endeudada con relación al tamaño de su economía.
Tlaloc Puga y Marcela Ojeda
02 junio 2014 0:54 Última actualización 02 junio 2014 5:0
Etiquetas
 [Los negocios se ven afectados por deuda vencida de estas entidades/ Bloomberg]

[Los negocios se ven afectados por deuda vencida de estas entidades/ Bloomberg]

Durante los últimos 12 meses la deuda de los estados y municipios creció a un tasa de 10.3 por ciento y alcanzó la cifra de 481 mil 79 millones de pesos en el primer trimestre, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Destaca la deuda de Chihuahua, que en los últimos 12 meses creció 61 por ciento. Es la entidad más endeudada con relación al tamaño de su economía, pues su deuda equivale al 8.9 por ciento de su PIB, cuando el promedio es de 2.9 por ciento.

En ese indicador destacan también Coahuila y Quintana Roo, con el 7.1 y 6.9 por ciento del PIB, respectivamente.

Desde 1998 el Distrito Federal es la entidad que más deuda tiene contratada, aunque esto se ha logrado compensar en parte por los importantes ingresos propios con los que cuenta. El segundo lugar lo tiene Nuevo León, posición que ha mantenido desde 2011.

El tercer lugar es el que recientemente ha dado más de que hablar, Chihuahua, estado con alta vocación manufacturera cuya deuda reportó tasas de crecimiento de más de 50 por ciento anual en promedio en el periodo 2009-2013.

Si bien es el estado más extenso territorialmente en México, apenas tiene una participación de alrededor de 3 por ciento en la actividad económica del país.

Carlos González, investigador de finanzas públicas locales del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), expuso que la deuda de corto plazo de los estados y municipios no es tan regulada como la de mayor duración, por lo que hay un incremento sustantivo de ésta en algunas entidades, como Nuevo León.

Señaló que la deuda de corto plazo normalmente se emplea para hacer frente a gastos de operación, lo cual “podría ser inconstitucional”, ya que el Artículo 117 de la norma suprema prohíbe a los estados y municipios “contraer obligaciones o empréstitos si no se destinan a inversiones públicas productivas”.

En lo que se refiere a deuda de largo plazo, González dijo que hay estados cuyo ritmo de endeudamiento debería preocupar, dado su nivel de ingreso, como es el caso de Nuevo León, Veracruz y Quintana Roo.

Añadió que lo preocupante es el tema de la equidad intergeneracional, pues hay algunos estados que han pedido financiamientos a 30 años y ya comprometieron a las siguientes administraciones a pagar créditos que ni siquiera implementaron.

Subrayó el importante aumento de los pasivos de las entidades como porcentaje de las participaciones federales, “lo que ha generado que los dueños de la deuda se estén volviendo garantes de éstas; al estar comprometidas, en ocasiones amarran las manos de las legislaturas locales para poder tomar decisiones en materia de ingresos futuros, como fue en Coahuila”.