Economía

Desaparecer las Juntas, no asegura erradicar corrupción

Terminar con las Juntas de Conciliación y Arbitraje para que todos los asuntos laborales sean absorbidos por el Poder Judicial es un viejo anhelo, pero el cambio no significa el fin de las viejas prácticas de corrupción, estiman expertos.
Zenyazen Flores
03 mayo 2016 22:41 Última actualización 04 mayo 2016 15:8
jlca

Representantes empresariales indican que parte de la corrupción se debe a que el personal de las Juntas tiene salarios bajos. (Tomada de @jlcadf)

La reforma constitucional que plantea la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje y que todos los asuntos laborales sean tratados por el Poder Judicial no garantiza la erradicación de la corrupción en los procesos que los trabajadores o sindicatos inicien en los juzgados o tribunales independientes, señalaron especialistas.

“La primera gran propuesta es que los conflictos entre trabajadores y patrones se diriman y por esto las Juntas se van a transferir del Poder Ejecutivo, de quien hoy dependen, al Poder Judicial. Peña Nieto dice que lo que se busca es erradicar todos los vicios y la corrupción, como si cambiar del Poder Ejecutivo al Judicial fuera una garantía”, apuntó Jorge Sales Boyoli.

El director del Bufete Sales Boyoli explicó que si bien es cierto que es un viejo anhelo la autonomía de los tribunales, ese cambio tampoco garantiza que los juicios duren menos o se erradiquen “viejas prácticas” del sistema de impartición de justicia.

Por su parte, representantes empresariales que prefirieron el anonimato mencionaron que actualmente se padece la colusión de despachos de empresas con sindicatos y autoridades de las Juntas para emitir un laudo condenatorio.

También se observan prácticas como llevar indebidamente el proceso a favor de los sindicatos o despachos.

Añadieron que parte de la corrupción se debe a que el personal de las Juntas tiene salarios bajos y trabaja en condiciones precarias y sin mobiliario, lo que facilita sobornar al personal.

En ese sentido, Héctor Cervantes, presidente de la Comisión Laboral de la Barra Mexicana Colegio de Abogados, indicó que la corrupción no se erradicará de la noche a la mañana pero consideró que con la reforma se tendrá mayor control sobre el personal y los empleados serán mejor pagados, lo que contribuiría a eliminar las malas prácticas.

“Debe haber una mejora en cuanto a la impartición de justicia porque va a haber más control del Poder Judicial y también habría mayor presupuesto que pudiera controlar más procedimientos. Con la reforma se tendría un nuevo procedimiento para evitar la corrupción”, expuso Cervantes.