Economía

Depreciación del peso infla precios de productos importados

Ropa, juguetes, videojuegos y electrónicos son algunos de los artículos que han registrado incrementos en sus precios hasta de un 40 por ciento debido a la depreciación del peso frente al dólar.
Eduardo Aguilar
26 enero 2016 23:29 Última actualización 27 enero 2016 5:5
dólar

Debido al fortalecimiento del dólar, diversos artículos han visto encarecer su precio. (Especial)

Los niveles históricos que el dólar ha alcanzado frente al peso han causado estragos en los precios y en las ventas de las tiendas que se dedican al comercio de productos importados.

Como consecuencia, los precios de diversos artículos se han elevado hasta 40 por ciento en el caso de chamarras y pantalones para caballero, 30 por ciento en juguetes como figuras de Star Wars, 25 por ciento en hornos eléctricos, teteras y suplementos alimenticios, 23 por ciento en lociones del cuerpo y videojuegos, 17 por ciento en productos de Apple como la computadora MacBook Air, y seis por ciento en bicicletas, entre otras alzas a 20 bienes revisados en un sondeo hecho por El Financiero.

El rápido y prolongado ascenso del dólar ha provocado que las empresas importadoras sean incapaces de recortar su margen de ganancia o valerse del inventarios para amortizar los precios al consumidor, por lo que grandes sectores de centros comerciales han incrementado sus precios.

Israel Pérez, encargado de una tienda de ropa importada, dijo que a inicios de este mes se vio obligado a realizar un alza de precios de hasta 40 por ciento.

depreciación del peso

Por ejemplo: una chamarra que en noviembre costaba mil pesos, pasó a mil 400, mientras que un pantalón de 900 pesos ahora cuesta mil 170 pesos. Pese a que la tienda ofrece una promoción de 3X2, sus ventas han caído 25 por ciento respecto a enero de 2015.

José Carlos, dueño de una tienda de productos de origen suizo, declaró que a partir de agosto tuvo que aumentar 13 por ciento todos sus productos y que espera realizar más ajustes este año, pero sus ventas se redujeron sus ventas en cinco por ciento en la segunda mitad de 2015 a pesar de las promociones del Buen Fin y Navidad.

Otros productos como juguetes y cremas de belleza vieron un alza promedio de 25 y 15 por ciento, respectivamente.

Una crema para ojos de marca Onsen, de venta en kioskos, subió de 4 mil 180 a 4 mil 800 a principios del año, mientras que figuras de acción de Star Wars alcanzaron los 650 pesos, cuando en noviembre del año pasado se vendían por 500 pesos.

Por su parte las tiendas iShop, distribuidoras oficiales de productos Apple en México, elevaron los precios de sus electrónicos 17 por ciento. Una Macbook Air con procesador de 1.1 GHz que a mediados del año pasado costaba 22 mil 999 ahora se vende en 26 mil 999 pesos.

La semana pasada Microsoft envió información a los distribuidores de su división de videojuegos para anunciar que el 18 de febrero realizará un ajuste de precios, el segundo desde octubre de 2015.

Se espera que afecte a la consola Xbox One, controles y otros accesorios fabricados por la compañía y posiblemente algunos títulos producidos por la empresa. Además, informó que la cuota anual de la suscripción Xbox Live Gold pasará de 599 a 999 pesos.

Steren, empresa distribuidora de accesorios electrónicos circuló también entre sus empleados un correo para informar que hará ajustes de precios a partir de febrero.

Enrique Zavala, vicepresidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM) dijo que la asociación “se encuentra muy preocupada y ya desde el año pasado había advertido que muchas de las empresas importadoras iban a empezar a tener problemas”.

En la segunda mitad de 2015, antes que el dólar rebasara los 18 pesos, algunos importadores alcanzaron acuerdos con sus proveedores para pactar descuentos debido a la creciente preocupación de ambas partes de que, de transmitir las alzas directamente a los consumidores, sería imposible desplazar sus productos y por lo tanto realizar más compras.

En este sentido, las grandes tiendas de autoservicio han sido las menos afectadas, pues según Zavala “tienen formas de cargarle los costos a distribuidores intermediarios, por ejemplo hacer que les financien los pagos en moneda nacional”.

Pero, el continuo incremento de la divisa americana ha provocado que, para muchos importadores, grandes y pequeños, resulte imposible absorber los costos sin pasarlo a los consumidores.

Juan Manuel Chaparro, vicepresidente de Fomento Industrial de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, dijo que la industria nacional también se ha visto afectada por la importación de insumos. Señaló que el sector de medicamentos y el agrícola son los más afectados por esta importación.

>