Economía

Déficit energético de México con EU crecería con TLCAN

La dependencia que tiene México en materia energética con Estados Unidos es uno de los argumentos que pueden usarse para convencer de los beneficios del acuerdo al gobierno de ese país.
Sergio Meana
08 agosto 2017 1:0 Última actualización 08 agosto 2017 5:5
México tiene dependencia energética de Estados Unidos. (Shutterstock)

México tiene dependencia energética de Estados Unidos. (Shutterstock)

En el renglón energético Estados Unidos no podrá negociar con la carta que mantiene con México, pues en este rubro tiene una supremacía en la balanza comercial.

México tiene una clara dependencia energética de ese país, ya que importa casi mil 900 millones de dólares al mes, unos 63 millones de dólares al día, en productos básicos para la economía como la gasolina automotriz y el gas natural.

Esta industria es una con la que México puede probarle a Estados Unidos que hay claros beneficios para las naciones involucradas en la nueva versión del TLCAN, cuya primera ronda de renegociación inicia el 16 de agosto, de acuerdo con expertos de ambos lados.

Así, explicaron, México tiene una “debilidad” en cuanto a seguridad energética, pues el 80 por ciento del consumo de gas natural y el 65 por ciento de la gasolina proviene de Estados Unidos.

Francisco de Rosenzweig, exsubsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, y socio de la división de Energía, Infraestructura y Proyectos de White and Case, dijo que es un genuino interés de Estados Unidos tener a México como cliente de este amplio volumen de productos.

“Por el lado de Estados Unidos evidentemente México se ha vuelto un mercado sumamente atractivo en términos de exportación, por el nivel que importamos de gas natural, de gas LP, de gasolinas.

“Entonces Estados Unidos quiere seguir exportando y buscando mayor integración del mercado mexicano y canadiense, y por el otro lado, México está buscando seguir captando inversión extranjera para poder desarrollar la infraestructura que necesitamos”, señaló De Rosenzweig en entrevista con El Financiero.

NUEVA REALIDAD

El sector energético es quizá uno de los que más cambios ha sufrido en los 23 años de vida del tratado, pues Estados Unidos ahora es autosuficiente y México está abierto a la industria privada.

“En 1994 el mapa era completamente diferente y no sólo eso, sino que fue uno de los temas que mayores jaloneos generó porque no había condiciones para incluirlo, hoy es totalmente diferente”, recordó De Rosenzweig, quien conoce de cerca el acuerdo comercial.

Las opciones para diversificar las importaciones de refinados de Estados Unidos con otros países, en México, no han sido utilizadas.
Entre enero y mayo de este año, prácticamente el total de las importaciones de gas natural provinieron de Estados Unidos, muestran datos del Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI) de la Secretaría de Economía (SE).

CRECER MÁS EN EL MERCADO

Para Jeremy Martin, vicepresidente del Departamento de Energía y Sustentabilidad del Instituto de las Américas de la Universidad de California en San Diego, más allá del riesgo de seguridad energética para México, la situación del gas puede contarse como una historia que muestra lo positivo de integrar aún más las cadenas productivas norteamericanas.

“Cuando se trata de la relación energética entre Estados Unidos y México la historia, la narrativa, es particularmente positiva y no sólo eso, sino que debe ser impulsada hacia delante cada vez más. La relación ha crecido hasta llegar a ser una interacción muy robusta, muy madura y extensa, con inmensas cantidades de gas natural enviadas a México que ciertamente benefician a ambas partes”, detalló Martin desde San Diego.

Así esta relación podría ser una de las “herramientas” utilizadas en la renegociación del TLCAN, pero para demostrar por parte de ambas naciones que hay conexiones que dejan claros beneficios para ambos lados.

Al respecto, Fernando Ruíz, director general del Consejo Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE), coincidió en que ser el mayor cliente de Estados Unidos en refinados fortalece la posición negociadora de México.

“Estas grandes compras que hacemos de gas, de gasolina, me parece que demuestran que debe seguir el acuerdo, fortalece nuestra posición porque somos los más grandes clientes.

“Más allá de que nos puedan cerrar la llave creo que lo que le interesa a Estados Unidos es al revés, es vendernos más”, dijo Ruíz.

7agostoeconomiaportada
Todas las notas ECONOMÍA
Regulador planea tercera licitación de crudo y gas para antes de elecciones
Problemas en el TLCAN son por la incongruencia de Trump: Krugman
¡Alégrate! Pagarás menos impuestos en 2018
Arranca debate de Ley de Ingresos 2018 en Cámara de Diputados
Ahora es turno de China para hablar de un 'momento Minsky'
BBVA y Banorte, con lenta respuesta en pérdidas por sismo: Condusef
Miembros del TLCAN buscan pacto para no manipular divisas
Empleo manufacturero registra aumento de 3.9% en agosto
Tenemos que hablar de cómo afectaría el fin del TLCAN
SLP recibirá menos presupuesto de la Federación
En Querétaro prevén recorte de 11 mil plazas de trabajo a fin de año
Pemex inyectará 15 mil mdd a refinerías en dificultades
Subsidio por desempleo en EU cae a mínimo en más de 44 años
Mientras Trump ‘le mete el pie’ al TLCAN, hay más acuerdos que excluyen a EU
2017 verá ‘nacer’ dos zonas económicas más
Este fondo de inversión construirá la primera refinería desde 1979
Chevron compite con Pemex… pero vende más caro
Manufactura genera 1 de cada 3 plazas en el sexenio
SE: mejor que no haya TLCAN a uno con restricciones
Mexicanos prefieren quedarse sin acuerdo a uno desfavorable
Por dólar y barril de crudo añaden 43 mil 291 mdp a los ingresos
En Pemex se concursa el 80% de contratos: González Anaya
La economía de China crece menos por la inversión en activos fijos
Meade dice que 'no hay de qué preocuparse' ante la caída del peso
Tus compras en el Buen Fin podrían ser gratis