Economía

Capitalinos pierden
en traslados 412 mil jornadas laborales al día

El tiempo perdido diariamente en traslados en la ciudad de México, equivale a 412 mil jornadas laborales, acusó el sector empresarial.
Isabel Becerril
27 febrero 2014 17:48 Última actualización 27 febrero 2014 18:5
Etiquetas
tráfico en Viaducto

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Maite Ramos, presidenta de la Comisión de Movilidad de la Confederación Patronal de la República Mexicanas de la Ciudad de México (Coparmex-DF), expuso que con una Ley de Movilidad y con la aplicación de políticas públicas que apoyen y garanticen traslados más cortos, se pueden reducir las 3.3 millones de horas-hombre pérdidas diariamente en esta ciudad.

En un comunicado, indicó que el Distrito Federal no puede esperar más ante las alarmantes cifras que se enfrenta todos los días por la falta de regulación e impulso de proyectos que promuevan traslados eficaces y eficientes, que estén mandatados y regulados por una ley, que asegure la construcción a corto, mediano y largo plazo de un proyecto ordenado e integral de movilidad.

Explicó que la productividad y desempeño profesional se ven afectados debido al desgaste físico y mental que involucran los traslados hoy en día, dedicándoles hasta 5 horas del tiempo en viajes metropolitanos en diferentes y deficientes modos de transporte, lo que también afecta de manera directa la dimensión social, psicológica y física de una persona.



Dijo que la Ley de Movilidad debe priorizar y contemplar al peatón como el centro de la toma de decisiones, dándole su lugar en la Ciudad como la cabeza de la pirámide de movilidad; impulso a proyectos integrales de transporte público, que cada día más personas dejen en casa su automóvil al tener diversas alternativas de cómo se quieren mover y considerando su mejor alternativa.

Asimismo dijo que debe darse impulso al uso de la bicicleta, expansión del programa Ecobici, red integral de bici-estacionamientos públicos, construcción de ciclovías y cultura vial entorno a la movilidad no motorizada.

La movilidad como un derecho humano, con políticas públicas y una propia Ley de Movilidad, pueden impulsar a la erradicación de la pobreza y la realización de principios de igualdad y no discriminaciónn sostuvo.

De igual manera, señaló que la Ley de Movilidad debe incluir transparencia y acceso a la información pública a cualquiera que lo solicite a las empresas que participan en el servicio de transporte público.

"Que haya una obligatoriedad para que se entregue una vez al año, por lo menos, un reporte financiero en donde sepamos qué capacitación se le está dando a las personas que conducen las unidades de transporte, quienes están llevando nuestras vidas en sus manos".