Economía

Junta de Gobierno decidió por unanimidad mantener en 3% la tasa de referencia

La Junta de Gobierno del Banco de México coincidió en que la economía del país continúa en una fase de debilidad, por lo que determinó mantener en 3.0% su tasa de interés interbancaria a un día de manera unánime.
Reuters
05 octubre 2015 9:48 Última actualización 05 octubre 2015 10:53
 [Bloomberg] En el primer trimestre Banxico captó 2,305 mdd, la cifra más baja después de la crisis global.

[Bloomberg] En el primer trimestre Banxico captó 2,305 mdd, la cifra más baja después de la crisis global.

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió de forma unánime mantener en 3 por ciento el nivel de la Tasa de Interés Interbancaria a un día, ello al considerar que la postura monetaria vigente es la óptima para afianzar la convergencia de la inflación a la meta permanente de 3 por ciento.

Empero, la minuta de la reunión de la Junta refiere que las condiciones de la economía continúan señalando debilidad, en ese sentido, la inflación general se ha ubicado por debajo del objetivo del Instituto Central, el cual espera que ésta se mantenga en estos niveles durante el resto del año.

El documento citado destaca que pese a que las expectativas de inflación están bien ancladas, la Junta de Gobierno se mantendrá atenta ante la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas para horizontes de mediano y largo plazo.


De forma particular, se señaló como principal foco de atención a este respecto el traspaso de los movimientos del tipo de cambio a los precios a los precios al consumidor, además de la postura monetaria entre México y Estados Unidos.


Los miembros de la Junta resaltaron que las posibles acciones futuras a nombre de la Reserva Federal estadounidense en materia de política monetaria abren la puerta a posibles repercusiones en el tipo de cambio, las expectativas de inflación y por ende sobre la dinámica de precios de México.

Por ello, en la reunión se resaltó la importancia de evaluar el desarrollo del grado de holgura de la economía, esto con el objetivo de estar en condiciones de tomar las medidas pertinentes con tota flexibilidad cuando las condiciones lo demanden para consolidar la convergencia del nivel inflacionario al objetivo de 3 por ciento.