Economía

Decathlon busca ‘correr’ en México

La cadena de accesorios deportivos busca hacerse de un lugar en el mercado mexicano gracias a que además de vender productos de otras marcas, ofrecen mercancía de su propia marca.
Valente Villamil
20 febrero 2017 0:16 Última actualización 20 febrero 2017 5:0
Decathlon busca hacerse de un lugar en el mercado mexicano. (Tomada de facebook.com/DecathlonMexico)

Decathlon busca hacerse de un lugar en el mercado mexicano.
(Tomada de facebook.com/DecathlonMexico)

El sector retail de productos deportivos ya tiene un contrincante al que los momios le pintan bien. Se trata de la francesa Decathlon, que recién llegó a México con el objetivo de conquistarlo.

Un diferencial de esta compañía es que no sólo se trata de un almacén deportivo que comercializa marcas ajenas, pues se caracteriza por desarrollar sus propios productos y marcas.

“Cuando decidimos ir a un país la primera cosa que consideramos es ¿en este país el deporte es accesible a la mayoría de las personas o no? (...) y México es un país que cumple con esta situación. El deporte es accesible a una pequeña franja de la población”; dijo Eric Fortune, director en México de Decathlon, en entrevista.

Esta empresa va en serio pues ya tiene tres tiendas en el país: una en Querétaro, otra en la Ciudad de México y una más en Arco Norte, al norte de la capital. Incluso ya comienza a manufacturar aquí tres de sus productos como calcetines para correr puesto que uno de los ejes es ofrecer precios accesibles, indicó Fortune.

Presencia
Cuenta con productos de más de 60 disciplinas deportivas y el 96 por ciento de los artículos que vende en el país son marcas propias. Para este año contaría con 700 empleados en México.

El directivo reveló que la inversión global para abrir la tienda de Querétaro fue de cerca de 7 millones de dólares y en la tienda de San Ángel de poco más de 2 millones.

Pero los planes no se quedarán ahí, pues el próximo año proyectan abrir siete tiendas más en todo el país, de las cuales tres ya tienen sede: una en Ecatepec, otra en Polanco y una más en la colonia Roma.

Con el objetivo de reducir precios al cliente, la empresa producirá más artículos en México para llegar a cerca de un tercio de la oferta en el país en los próximos cinco años, lo que ayudaría a contrarrestar uno de los puntos débiles de la francesa, la disponibilidad de producto, pues hasta ahora la gran mayoría llega de Europa y Asia.

Negocio.
 La cadena genera dos tercios de sus ingresos del mercado internacional y el resto en Francia. A finales del 2016 reportó mil 173 puntos de venta distribuidos en 27 países. China, España e Italia concentran 41 por ciento de los locales.


Sin embargo, producir en México no sólo beneficiaría a las ventas de la compañía aquí, pues Fortune no descartó que esta rama del negocio sirva para expandirse a otros mercados como Estados Unidos, el más grande del mundo.

Y es la gama de precios es uno de los ‘ases’ de la cadena.

“Hoy en día no hay en México una tienda con 60 deportes bajo el mismo techo, no existe (...) Queremos tener precios técnicos que son la entrada al deporte, la accesibilidad”, apuntó.