Economía

Daños por 'Odile' costarán más a aseguradoras que 'Ingrid' y 'Manuel': AMIS

El sector asegurador prevé que los daños causados por el huracán en el norte del país tendrán un costo superior a los 12 mil millones de pesos que se pagaron el año pasado por los huracanes
Yuridia Torres
17 septiembre 2014 11:50 Última actualización 17 septiembre 2014 11:50
Odile. (Cuartoscuro)

Odile. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El sector asegurador estima que los daños provocados por el huracán Odile en el norte del país, específicamente en Baja California Sur, costarán al sector más de 12 mil millones de pesos, cantidad superior a lo que se pagó por las afectaciones que provocaron los huracanes Ingrid y Manuel el año pasado, informó Luis Álvarez Marcen.

El director de daños de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) destacó que en las ciudades de Los Cabos y La Paz existe una proporción importante de bienes asegurados, como hoteles, campos de golf, comercios, industrias e instalaciones gubernamentales, por lo cual se espera que sea un evento fuerte en materia económica para el sector asegurador.

Luis Álvarez anunció que en los próximos días las aseguradoras estarán enviando alrededor de 500 ajustadores a las zonas de desastres para que evalúen los daños y las reclamaciones de pagos.
“Nosotros creemos que el nivel de daños en el sector asegurador pueda ser superior al de Manuel e Ingrid, por los que se pagaron 12 mil millones de pesos, pensamos que este evento sí podría ser más costoso”, destacó.


Durante el segundo simulacro de Sismo del Plan de Atención a Catástrofes Naturales del Sector Asegurador, el director de daños de esta Asociación destacó que a pesar de que en México se han registrado diversos desastres naturales, como el terremoto de 1985, huracanes como Wilma, Gilberto, Alex, Ingrid y Manuel, el nivel de aseguramiento continúa bajo.

Resaltó que hoy en día sólo 5 por ciento del parque habitacional del país cuenta con algún tipo de seguro, sin embargo, tomando en cuenta los seguros obligatorios que se otorgan con un crédito hipotecario, la proporción se eleva a 30 por ciento del total de las viviendas, pero estas pólizas sólo protegen los saldos insolutos del crédito.