Economía

Dan reversa exportaciones en agosto: caen 6.8% anual

En agosto, las exportaciones mexicanas registraron una contracción de 6.8 por ciento, con lo que además de sumar dos meses a la baja, ha sido el peor resultado para un octavo mes
del año desde 2009, de acuerdo con datos del Inegi.
Daniel Villegas/Thamara Martínez
27 septiembre 2015 22:50 Última actualización 28 septiembre 2015 7:32
Superávit comercial Zona Euro

Las exportaciones mexicanas acumularon ya dos meses a la baja, según datos del Inegi. (Bloomberg)

En agosto de este año las exportaciones se contrajeron 6.8 por ciento anual de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo cual resultó en una sorpresa “negativa” para analistas del sector privado, que esperaban un avance en el indicador.

La venta de productos al exterior acumula, con el dato de julio, dos meses de contracción. De hecho, cabe resaltar que el último resultado de las exportaciones es el peor para un octavo mes del año desde 2009, pues en ese año se contrajeron 24.3 por ciento, como resultado de la crisis económica.

Adrián Muñiz, subdirector de análisis en Vector Casa de Bolsa, dijo que “el resultado de las exportaciones ha sido una sorpresa negativa durante todo el año, ya que no han acabado de despegar como hemos estado esperando, dado que estimábamos un mayor dinamismo en la economía estadounidense y que eso iba a servir de arrastre para las exportaciones, ese era el argumento que teníamos a principio de año”.

Los datos del Inegi muestran que la tendencia a la baja de las exportaciones petroleras continúa y acumula ya 14 meses en contracción, sólo en agosto cayeron 44 por ciento. En tanto las exportaciones no petroleras mostraron una contracción del 1.6 por ciento en agosto, lo que representa una desaceleración importante con respecto a junio y julio, cuando crecieron 6.8 y 1.3 por ciento.

FOCOS
- Volkswagen aportó el 15 por ciento del total de vehículos exportados por el país en el periodo de enero a agosto, cifra que denota la afectación por el problema de los motores de la empresa.

- La balanza comercial registró un déficit por 9 mil 120 millones de dólares en los primeros ocho meses del año, el más grande para ese lapso desde 1994. Fue encabezada por el saldo negativo de 26 mil millones al no incluir las exportaciones de productos petroleros

En este sentido Rafael Camarena, analista económico de Santander, comentó que se esperaba un crecimiento moderado pero al final positivo, por lo que la baja registrada en agosto fue sorpresiva.

Por rubro específico, las exportaciones de petróleo crudo fueron las que mayor caída registraron, de 50.8 por ciento. Las exportaciones automotrices y extractivas se contrajeron 3.2 y 2.4 por ciento, respectivamente. De hecho el único sector que mostró avances fue el agropecuario, con un crecimiento del 25 por ciento.

No obstante las exportaciones agrícolas son muy volátiles, apuntaron los analistas. Lo que hay que destacar es una reducción de las exportaciones automotrices, pues arrojaron su primera contracción en los últimos tres años, y la más profunda desde octubre de 2009.

Camarena indicó que el sector automotriz se había mostrado muy dinámico. En los últimos 12 meses había crecido a un ritmo promedio de aproximadamente el 11 por ciento. Esta contracción rompió con 35 meses de continuo crecimiento en el sector, por lo que fue sumamente sorpresivo.

En este sentido, Muñiz comentó que la perspectiva del sector hacia adelante, con todo el escándalo de los motores trucados que tiene Volkswagen no es buena, porque podría afectar el volumen del consumo de los automóviles en Estados Unidos, lo que limitaría su exportación.

MOTOR SIN ARRASTRE

Las cifras publicadas por el Inegi muestran que las exportaciones hacia Estados Unidos aumentaron solamente en 0.3 por ciento anual, puesto que existió una disminución del 0.3 por ciento en las exportaciones automotrices y sólo un avance del 0.7 por ciento en el resto de las mercancías.

Analistas de Banamex concluyeron que el vecino país, principal destino de exportación para los productos mexicanos, también está mostrando señales de desaceleración, lo que constituye el principal factor de riesgo para el crecimiento económico.

Camarena destacó que el dato relevante cuando se revisa el rubro de exportaciones no petroleras por destino, salta a la vista que las mercancías destinadas hacia Estados Unidos mostraron un crecimiento prácticamente marginal.

Muñiz de Vector argumentó que es muy posible que esto se debe a un fenómeno cambiario, ya que si bien el peso ha sufrido una depreciación importante frente al dólar, otras monedas también lo han hecho y algunas de manera más marcada. Esto tiene como efecto que el peso podría no ser tan competitivo como se esperaba, lo que afecta el volumen de importaciones a los Estados Unidos.

“En el resultado neto el peso podría no estar siendo tan competitivo como esperábamos y esto tiene implicaciones importantes en las exportaciones”, explicó.

Por su parte las importaciones cayeron sólo 1.9 por ciento anual, destacando las relacionadas con productos intermedios que bajaron cinco por ciento a tasa anual en agosto contra un alza de las compras de bienes de consumo y de capital que avanzaron 9.5 y 5.6 por ciento, respectivamente.

Las exportaciones totales registraron su peor desempeño para un agosto en 6 años. Las automotrices tuvieron su peor caída desde octubre del 2009; sólo las exportaciones agrícolas mostraron un avance.