Economía

Cuestan más coberturas petroleras para 2016

El Presupuesto de Egresos para 2016 no estaría expuesto al riesgo de reducción en el precio del petróleo por debajo de los 49 dólares, puesto que el programa de coberturas petroleras fijó este monto por barril para los ingresos petroleros del próximo año, indicó Hacienda.
Redacción
19 agosto 2015 19:17 Última actualización 20 agosto 2015 5:5
Pemex

El programa de coberturas petroleras fijó un precio promedio de 49 dólares por barril para los ingresos petroleros de 2016. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El precio de las coberturas petroleras para 2016 costarán 67.2 por ciento en pesos más que en 2015. De acuerdo a la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) el precio de este blindaje para 2016, fue por 17 mil 503 millones de pesos, mil 90 millones de dólares, mientras que el de este año fue de 10 mil 467 millones de pesos, equivalentes a 773 millones de dólares.

En un comunicado la SHCP detalló que el precio del barril de la mezcla mexicana se fijó en 49 dólares, un valor 35.9 por ciento menor al precio fijado para los contratos de 2015. El precio determinado es seis dólares menos que el estipulado en los precriterios económicos para el siguiente año, pues se proyectaba cotizarlo en 55 dólares.

De acuerdo con la institución con este precio el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 “no estaría expuesto al riesgo de reducciones en el precio del petróleo por debajo de este nivel. Cabe señalar que el precio observado hoy para la mezcla mexicana de exportación es 38.15 dólares por barril”.

FOCOS
Las coberturas sirven para suplir faltantes que se pueda presentar por la baja en los ingresos petroleros.



Detalló que para el proceso de contratación se realizaron 44 operaciones en los mercados de derivados internacionales, y en total se cubrieron 212 millones de barriles que representan la exposición prevista de los ingresos petroleros del gobierno federal a reducciones en el precio del crudo durante 2016. El monto de la producción para el próximo año es 7 por ciento menos, en comparación para la producción que se cubrió para este año; 228 millones de barriles.

La cobertura petrolera utiliza los recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) para la adquisición de opciones de venta de petróleo (tipo put) referidas al precio promedio de la mezcla mexicana de exportación.

“Con estas opciones el gobierno federal adquirió el derecho (mas no la obligación) de vender petróleo durante 2016 a un precio predeterminado”, especificó la dependencia.

Adicionalmente, el FEIP cuenta con 44 mil 219 millones de pesos suplementarios para proteger la solidez de las finanzas públicas en apego al artículo 21 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, indicó la dependencia.

Explicó que las opciones de venta funcionan como un seguro, por el cual se paga una prima al momento de su adquisición, en caso de que el precio promedio de la mezcla mexicana observado durante el año se ubique por debajo del precio pactado, otorgarían un pago al gobierno federal que compensaría la disminución en los ingresos presupuestarios.

Asimismo, la Secretaría de Hacienda informó que el programa de cobertura inició el 9 de junio de 2015 y concluyó el 14 de agosto de este año.

Luis Videgaray Caso, titular de la SHCP reconoció el trabajo realizado por el Banco de México como agente financiero del gobierno federal al intermediar la operación.

Desde hace 11 años los programas de coberturas petroleras forman parte de la estrategia para el manejo de riesgos para el gobierno federal, lo que permite atenuar efectos por la volatilidad en los precios del petróleo. A finales de este año se ejercerá el blindaje, con lo que se compensarán bajas en los ingresos de la Federación.

Expertos han coincidido en que las coberturas no serán suficientes para compensar la caída de los ingresos petroleros pues el gobierno típicamente tiene coberturas para los precios para alrededor de la mitad de las exportaciones petroleras de México. Sin embargo, la cobertura únicamente ofrece un espacio para recuperación por un año, refirió un análisis reciente de Bank of America Merrill Lynch.

“Desde nuestra perspectiva, la caída en los ingresos petroleros debe ser considerada como un choque permanente, en el sentido de que requiere de un ajuste estructural de las finanzas públicas”, determinó el ente financiero.