Economía

Cuesta de enero, la peor en 4 años

De acuerdo con un especialista, diversos factores como la falta de crecimiento económico y el reajuste de salarios tuvieron un impacto directo en el aumento de precios al inicio de este año.
Nancy Rodríguez
21 febrero 2014 14:37 Última actualización 22 febrero 2014 5:0
[Arturo Monrroy] Industriales piden cambios a la ley de compras públicas. 

[Bloomberg] El índice del gerente de compras subió en enero a un máximo de 10 meses.

La “cuesta de enero” de 2014 fue la más severa de los últimos cuatro años, reportó estudio De la Riva Group.

Según la encuestadora, en la última quincena de enero los ingresos solo alcanzaron para cubrir las necesidades de la población mexicana por 13.29 días.

De acuerdo con la firma, el índice final de quincena de este año bajó 1.16 días respecto a los 14.45 días de diciembre. .

En 2013 la cuesta se encontraba en .53 respecto a 14.40 día de diciembre de 2012.

El segmento de la población donde se ve mayor caída fue el nivel socioeconómico alto con de 1.74.

Sin embargo, los sectores más afectados fueron: mujeres con 12.08 días; la población con menores recursos (identificados como D/E) con 12.35; los trabajadores por cuenta propia con 12.71 días.

Por región, los más afectados fueron los habitantes del Pacífico Norte con 12.85 días y del Centro del país con 12.87 días.

De la Riva Group señaló también que hubo una baja en el Índice de Confianza del Consumidor, de estar en 100.01 en enero de 2013 pasó a 84.46 en este año.

El estudio se realizó a hombres y mujeres trabajadores en las 32 entidades federativas considerando ahorro, disponibilidad de efectivo, uso de créditos y préstamos, recorte de gastos y los retrasos en pagos.

Al respecto Raymundo Tenorio Aguilar, director de la licenciatura en Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, opinó que en enero de 2014 se vivió una “sobrecuesta”.

Señaló que existieron variantes adicionales como un bajo crecimiento económico, incremento de algunos impuestos y reajuste salariales, los cuales hicieron se viviera una cuesta más dura.

Mencionó que siempre habrá una cuesta de enero, ya que por el ciclo los precios de algunos bienes aumentan, hay un reajuste salarial, escasea la producción de algunos bienes.

Sin embargo, sin crecimiento económico, hay menos producción; la oferta disminuye y los precios aumentan, precisó.