Economía

Cuesta a Repsol mil 360 mdd salida de Pemex

Entre las razones por las cuales se dio la salida de Pemex
de Repsol, se encuentran el bajo desempeño accionario, la falta
de cumplimiento de objetivos como transferencia tecnológica
y un desencuentro con el Consejo de Administración de la empresa española.
Staff
04 junio 2014 23:55 Última actualización 05 junio 2014 5:0
Repsol

Pemex ya no participa en la petrolera española. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las acciones de la petrolera española Repsol, que estuvieron suspendidas una hora en el inicio de la jornada del miércoles, cayeron 3.62 por ciento en la bolsa de España al ubicarse en 20.11 euros por título, tras la venta del 7.86 por ciento de su capital en manos de Petróleos Mexicanos (Pemex), por un monto estimado de dos mil 900 millones de dólares.

Analistas de Bankinter estimaron que en el medio plazo, la salida de Pemex es favorable ya que suponía un punto de inestabilidad en su accionariado que se habría eliminado.

Ernesto O´Farrill, director de Análisis y Estrategia del Grupo Actinver, dijo que la disminución del valor se debió a que existía un tramo del total de las acciones que estaban en “manos firmes” con Pemex, y que ahora ya no lo están con la venta.


GANA 900 MDD

En México, Emilio Lozoya, director general de Pemex afirmó que la petrolera obtuvo una plusvalía de 900 millones de dólares durante los 35 años en los que estuvo adentro de Repsol.

Entre las razones para la salida de la paraestatal se encuentran el bajo desempeño accionario, la falta de cumplimiento de objetivos como transferencia tecnológica y un desencuentro con el Consejo de Administración de la española.

“El gobierno corporativo con el cual Petróleos Mexicanos tuvo ciertos desencuentros es porque dentro de 16 consejeros, Pemex sólo tenía un asiento en el Consejo, a pesar de ser el segundo accionista más importante de la empresa”, enfatizó Lozoya Austin.

Sobre el destino de los recursos que está recibiendo Pemex por esta desinversión, el director general de la paraestatal aseguró que se cuenta con una amplia gama de proyectos con rentabilidades muy atractivas, aunque no especificó sobre los mismos.

VENDERÁN RESTO EN AGOSTO

Hoy lo que queda en manos de Pemex son aproximadamente 19 millones de acciones, el 1.4 por ciento de Repsol, posición que fue adquirida con un financiamiento.

“Una vez que el plazo de este financiamiento termine, que será en agosto, corresponderá pagarlo y ya se pondrán vender esas acciones”, adelantó Mario Beauregard, director de finanzas de Pemex.

En total todo el grupo Pemex recibió cerca de mil millones de dólares por la operación, pero por pago de dividendos y costos de las transacciones, el total de la plusvalía es de 900 millones de dólares, precisó el directivo.

“Tanto Pemex como PMI recibieron un total de aproximadamente mil millones de dólares de pagos mientras mantenía la posición pero hay todo una serie de flujos que se dan entre esos dos momentos (compra y venta de las acciones)”, indicó Beauregard.

HACIA ADELANTE

Luis Miguel Labardini, de la consultora Marcos y Asociados, señaló que la venta de la participación de Pemex en Repsol no impactará en la toma de decisiones de la petrolera española con respecto a México.

“Me gustaría pensar que Pemex tiene una estrategia internacional, producto de la venta de este paquete accionario, ésta va a tener dos mil millones de dólares que estaban invertidos en Repsol y que ahora pueden invertirse en algún otro proyecto estratégico que Pemex considere importante”, señaló el analista financiero.

Labardini explicó que la mayoría de las petroleras de las dimensiones y características de Petróleos Mexicanos, han diversificado su inversión más allá de las fronteras de sus propios países.

Por su parte, Arturo Carranza, de Solana Consultores, señaló que actualmente no hay ningún proyecto de interés para Repsol en el país, aunque precisó que la petrolera española ha seguido de cerca el proceso de la reforma energética, por lo que continuará pendiente de su desarrollo con el fin de analizar si ésta ofrecerá oportunidades de inversión.

Aunque la producción de Repsol, indicó, no es muy alta, sí tiene experiencia en la gestión de negocios y en función de eso se podría esperar que muestre algún tipo de interés a partir de los resultados de la reforma que apenas se va a reglamentar en el Senado.