Economía

Crowdfunding no se debe sobrerregular, pide SE

El subsecretario de Industria y Comercio de la dependencia considera correcto que se cuide el funcionamiento de dichos esquemas de fondeo, pero que al regularlo implicaría en la desmotivación de inversionistas y emprendedores.
Yuridia Torres
26 marzo 2017 22:44 Última actualización 27 marzo 2017 4:55
Fondos de inversión. (www.profuturo.mx)

Fondos de inversión. (www.profuturo.mx)

Regular el crowdfunding pone en riesgo el fácil acceso al financiamiento que podrían tener diversos emprendedores del país, porque las personas que quieran invertir en los proyectos enfrentarán diversas trabas que desmotivará su participación en estos esquemas, afirmó Rogelio Garza, subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía.

Fondo colectivo
Es un modelo de formación de capital, donde la captación de financiamiento es a través de plataformas digitales.

El funcionario expresó que es correcto que se cuide el funcionamiento y la operación de estos esquemas de fondeo, sin embargo aplicarles una regulación estricta desincentivará la participación de inversionistas.

“¿Cuántas empresas hay en Nasdaq? ¿cuántas de tecnología tenemos en nuestra bolsa de valores? ¿10? No puede ser, y esto sucede por la regulación estricta para defender a los inversionistas, hay inversionistas que son inteligentes no los defiendas, el que le apueste que le quiera apostar a un proyecto, que le meta dinero, y arriesgue”, afirmó Garza.

Actualmente la Secretaría de Economía promueve el uso de las plataformas crowdfunding para que los emprendedores puedan acceder a financiamiento de la población para poner en marcha sus proyectos.

Tipos
Hay cuatro esquemas de crowdfunding, que van de recompensas y donativos a las de préstamos persona a persona.

Por ejemplo, a través de la iniciativa federal Reto México, apoyó la creación de la plataforma ‘Crowdfunding Reto Zapopan’, que ofrece una alternativa adicional a las startups para conseguir recursos de forma expedita al momento y que, a través de este dinero se pueda catapultar a los emprendedores a otras fuentes de financiamiento que aceleren su proceso de alcanzar escala operativa y comercial.

Antecedentes
Comenzó en España en 1989 y en México aparecieron las primera plataformas en 2012: Fondeadora y Prestadero.

Estas empresas de fondeo colectivo comenzaron a operar en México en 2011 y a la fecha ya existen alrededor de 18 plataformas, sin embargo lo han hecho sin ninguna regulación específica que supervise sus operaciones y proteja a los usuarios “inversionistas”.

Actualmente ya existe un borrador de lo que será la conocida Ley Fintech, donde estarán supervisadas las operaciones de las plataformas crowdfunding, y en la cual se establecen esquemas de protección a los inversionistas.