Economía

Crisis en China es
un riesgo para dólar

Con la crisis en China, el dólar adquiriría mayor fortaleza, lo cual podría restarle competitividad a su economía y mermaría los ingresos de aquellas compañías que dependen en gran medida de sus exportaciones, advirtieron especialistas.
Leticia Hernández/Clara Zepeda
26 agosto 2015 0:9 Última actualización 26 agosto 2015 5:5
Dólares. (El Financiero)

Un dólar más fuerte podría impactar a las exportaciones de las compañías estadounidenses, señalaron especialistas. (El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- El mayor impacto de China sobre la economía estadounidense radica principalmente en el fortalecimiento del dólar y la decisión de la Fed de posponer su primer ajuste alcista a las tasas de interés sería para evitar que el robustecimiento del billete verde tenga un impacto adverso en la economía.

Un dólar más fuerte podría restarle competitividad a las exportaciones de Estados Unidos; mermaría los resultados de las empresas con alto porcentaje de ingresos generados en mercados externos. Con menores ingresos las compañías son menos propensas a abrir nuevas plazas de empleo e invertir en investigación y desarrollo, expone el staff editorial de The Oxford World Financial Digest.

“El dólar está retrocediendo frente al yen y el euro, bajo la creencia de que el mercado está implícitamente posponiendo las expectativas del primer movimiento por parte de la Reserva Federal”, expuso Giordano Lombardo, CIO de Pionner Investments. Sin embargo, destacó que existen indicadores económicos en Estados Unidos que muestran un crecimiento en el mercado laboral.

México está bien preparado para choques externos, el banco central tiene 190 mil millones de dólares en reservas y una línea de crédito aprobada por el FMI por 66 mil millones de dólares. Así, el peso podría cotizar entre 16 y 16.50 unidades, nuevamente en el corto plazo”, explica Pablo F.G. Bréard, encargado del grupo de economía internacional de Scotiabank, en Toronto, Canadá.

MEDIDAS DE IMPULSO
El Banco Popular de China optó este martes por recortar su tasa sobre depósitos a un año en 25 puntos base y sus requerimientos de reservas en 50 puntos base, medida que brindó certidumbre a los mercados financieros globales.

Sin embargo, “en lo que no han tenido éxito ni la Reserva Federal y otros bancos centrales, como el de China, Japón y Europa, es estimular el crecimiento económico, ahí el problema en el mundo es que la economía requiere mucho más que una política monetaria central, necesita una serie de reformas estructurales en términos de incentivos en mercados laborales, no todo depende de la autoridad monetaria, porque está limitada su capacidad de promover el crecimiento”, alerta Félix Boni, director de Análisis de HR Ratings.