Economía

Créditos personales y de nómina le ganan más terreno a tarjetas

Datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores revelan que a partir de marzo pasado, los créditos personales y de nómina rebasaron el saldo de la cartera en tarjetas bancarias.
Thamara Martínez
30 septiembre 2015 22:59 Última actualización 01 octubre 2015 5:0
 [Únicamente 0.45 por ciento de las personas que recibe su nómina a través de un banco se cambia de institución. / Braulio Tenorio] 

El financiamiento de la banca al sector privado tuvo su mayor avance en tres años. (Braulio Tenorio)

El financiamiento otorgado por la banca comercial a través de tarjetas de crédito sumó 299 mil 286 millones de pesos, mientras que los créditos personales y de nómina totalizaron 320 mil 123 millones de pesos durante agosto de este año, un 7 por ciento más que en el primer caso.

Información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) muestra que a partir de marzo de 2015 estos créditos no revolventes rebasaron el saldo de la cartera en tarjetas bancarias.

Este tipo de créditos se caracterizan por ser a pagos fijos, además de contar con un plazo determinado, no obstante, por lo general las tasas de interés son más elevadas.

El crédito al consumo cerró el mes con un cartera de 727 mil 754 millones de pesos, monto seis por ciento superior en términos reales, que los prestamos registrados en agosto de 2014. Este fue el mayor incremento en la cartera en poco más de año y medio.

Por su parte, los créditos vía tarjeta subieron apenas 0.2 por ciento, luego de once meses con caídas consecutivas.

En tanto, el monto concedido a través de créditos de nómina y personales se incrementó 11.4 por ciento en el comparativo anual, apostándose como el mayor incremento en más de 12 meses.

Los créditos de nómina fueron los que se elevaron de forma más significativa, con 14.1 por ciento, contra el 8.2 de los personales.

SE ACELERA CARTERA

La cartera de crédito total vigente de la banca comercial al sector privado creció 8.8 por ciento anual, en términos reales en agosto, con lo que presentó su mayor aumento en tres años, de acuerdo con información de Banco de México.

Especialistas de Grupo Financiero Ve por Más destacaron que el aumento de la cartera crediticia responde a una alza también en la demanda de dinero en la economía, y en segundo lugar al abaratamiento del crédito, que se ha visto evidenciado en una caída generalizada en la tasa de interés propia de créditos a los hogares.

El crédito vigente al consumo subió 4.5 por ciento, y a su interior se observó un significativo avance en casi todos rubros que lo componen a excepción de tarjetas de crédito.

En cuanto al crédito destinado a la vivienda se reveló un incremento de 9.8 por ciento, que destaca como el dato de mayor cuantía en poco más de 7 años.

El financiamiento a empresas y personas físicas con actividad empresarial tuvo un avance en el mes de referencia de 10.7 por ciento anual, desde un 9.4 por ciento del mes previo, apostándose como el mayor en casi cuatro años.