Economía

Créditos personales y de nómina impulsan consumo en mayo

Al cierre del mes, la cartera vigente al consumo sumó 791 mil millones de pesos, es decir, 10.8% más que hace un año y representa el mayor avance de este tipo de financiamiento en casi tres años.
Thamara Martínez
30 junio 2016 11:37 Última actualización 30 junio 2016 11:37
tarjetas de crédito

(Bloomberg)

Durante mayo los saldos de los créditos de nómina y personales otorgados por la banca comercial reportaron los incrementos más significativos al interior de la cartera vigente del crédito al consumo, que en conjunto creció a su mayor ritmo en casi tres años.

El mayor dinamismo se observó en los créditos personales, cuyo monto vigente se elevó 19 por ciento en términos reales frente a mayo del año pasado, de acuerdo con información del Banco de México (Banxico) publicada este jueves. Así, este destino del crédito registró su mayor expansión desde agosto de 2013.

La cartera de créditos de nómina, pese a moderar su crecimiento en este ejercicio, reveló un alza de 15.4 por ciento real. En suma, el financiamiento al consumo a través de créditos de nómina y créditos personales aportaron el 46 por ciento de la cartera vigente al consumo concedida por la banca comercial al sector privado no bancario.

Al cierre del mes la cartera vigente al consumo ascendió a 791 mil millones de pesos, cifra 10.8 por ciento superior que hace un año y que enmarca el mayor avance de este tipo de financiamiento en casi tres años.

El componente más significativo de este destino del crédito: las tarjetas de crédito, describieron un aumento de 3.5 por ciento real anual, hasta 311 mil millones de pesos.

La cartera vigente total otorgada por el sistema de banca comercial al sector privado no bancario rebasó los 3.2 billones de pesos en el mes, que estima un alza de 10.9 por ciento en el crédito a este sector.

Otros destinos del crédito como la vivienda y las empresas y personas físicas con actividad empresarial mostraron de igual forma importantes tasas de expansión.

En el primer caso, aun con la caída sostenida del financiamiento a la vivienda de interés social, la cartera de este renglón sumó 10.2 por ciento en términos reales. En cuanto al crédito dirigido a las empresas y personas con actividad empresarial, la cartera vigente aumentó 11.9 por ciento real, con alzas a buen ritmo a nombre de la industria manufacturera, construcción y servicios.