Economía

Crédito bancario tiene
su mayor alza en 8 años

El financiamiento a las empresas y las personas físicas con actividad empresarial fue el sector que mayor expansión registró en julio, según cifras del Banco de México. 
Thamara Martínez
31 agosto 2016 10:27 Última actualización 01 septiembre 2016 5:5
pesos

(Bloomberg)

La cartera de crédito vigente otorgada por la banca comercial en México reportó en julio un crecimiento de 14.2 por ciento anual, en términos reales, el mayor registrado en ocho años.

Dicho dinamismo fue impulsado principalmente por un mayor monto de recursos destinados a financiar la actividad del sector empresarial.
El saldo de la cartera sumó en el séptimo mes 3 billones 400 mil millones de pesos, casi 500 mil millones de pesos por arriba del monto reportado hace un año. De este incremento, 316 mil millones correspondieron a empresas.

Por destino del crédito, el sector que mayor expansión reportó fue el de las empresas y de las personas físicas con actividad empresarial.
De acuerdo con información del Banco de México (Banxico), este renglón, que concentra alrededor del 54 por ciento del crédito total otorgado por la banca comercial, observó un aumento anual real de 17.7 por ciento, su mayor crecimiento en cinco meses.

“Lo que está reflejando el reporte crediticio es una mayor demanda por parte de los hogares y las empresas mexicanas, y una mayor oferta crediticia por parte de la banca comercial derivada del éxito de la reforma financiera”, explicó Alejandro Cervantes, subdirector de economía nacional de Grupo Financiero Banorte.

FOCOS
Impulso. Entre los factores que favorecen el crecimiento del crédito están una mayor demanda de dinero en la economía, menores tasas de interés y morosidad a la baja.

Banxico. Analistas de BX+ destacan que los aumentos en la tasa de referencia de Banxico no ha tenido un impacto inmediato sobre el crédito.






El analista indicó que la reforma ha reducido los costos de ejercer los contratos crediticios para la banca mexicana, minimizando el riesgo agregado que tiene la banca comercial al otorgar un financiamiento.

Respecto a la deuda empresarial dividida por actividades económica, la minería fue la de mayor aumento, con un alza más de 72 por ciento en el año, el sector agropecuario incrementó su cartera en 18 por ciento y la construcción y los servicios superaron el 17 por ciento de crecimiento.

La manufactura describió su mayor avance en crédito en seis meses con una tasa de 12.2 por ciento real, mientras que el crédito empresarial no sectorizado creció 54.4 por ciento en julio.

DEPRECIACIÓN IMPULSA CARTERA
Cervantes recordó que en 2014, muchas de las empresas mexicanas solicitaban créditos exteriores, especialmente a Estados Unidos, por sus tasas en niveles sumamente bajos y un dólar que presentaba un comportamiento relativamente estático.

“A partir de 2015, cuando la divisa mexicana se empezó a depreciar de manera significativa, estas empresas decidieron financiarse en México en lugar del extranjero al eliminar el riesgo de la volatilidad cambiaria. Por otra parte el sistema financiero mexicano está en una coyuntura donde las tasas que están ofreciendo se están reduciendo”, describió el experto.

Por otra parte, el crédito al consumo, que representa el 25 por ciento del crédito vigente, mostró un alza de 10.7 por ciento en el año, por debajo de la tasa de 11 por ciento reportada el mes pasado.

Esta cartera sumó 836 mil millones de pesos y se elevó en 100 mil millones en un año, según el reporte de la autoridad monetaria.
La evolución favorable de estos préstamos ha contribuido al desempeño positivo en el consumo, uno de los pilares del crecimiento económico.

NÓMINA, CON MAYOR ALZA
Al interior del crédito al consumo, los de nómina y personales fueron los de mayor aumento, ambos con alzas de 16.4 por ciento anual.
Además el crédito destinado a la adquisición de bienes de consumo duradero se elevó en 13.6 por ciento en julio, su menor nivel en cuatro meses.

El financiamiento a través de tarjetas de crédito aumentó 4.6 por ciento, el dato más destacado para los plásticos en más de dos años y medio.
El restante 19 por ciento de la cartera se destinó al crédito a la vivienda, financiamiento que sumó 8.5 por ciento en términos reales.

“Tanto los hogares como las empresas han incrementado su demanda crediticia por menores tasas ofrecidas por la banca comercial y, en el caso de los hogares, la demanda crediticia siempre es un indicador retrasado respecto al dinamismo económico”, mencionó el analista de Banorte.

Un reporte realizado por el banco BX+ señala que la expansión del financiamiento obedece a una mayor demanda de dinero en la economía, al abaratamiento por la competencia en el sector y a la reducción en el riesgo de incumplimiento de pago.

El informe destacó que la reducción en el riesgo de impago se refleja no sólo en la tendencia a la baja de la cartera vencida, sino en la estabilidad que ha presentado el mercado laboral en los últimos meses.

“Con una tasa de desempleo que se mantiene a la baja, la certeza de ingreso futuro y consecuentemente de pago de deuda, facilita el otorgamiento de crédito en la economía”, apuntó Pamela Díaz, analista del banco.

El crédito otorgado por la banca comercial aumentó en julio 14.2 por ciento anual en términos reales, la subida más alta en ocho años.
:
>