Economía

Crédito al consumo se frena en abril

El crédito al consumo registró un incremento de 4.9% real en el cuarto mes de 2017, de acuerdo con estadísticas del Banco de México, la demanda se moderó especialmente en el financiamiento de créditos vía nómina y los personales. 
Thamara Martínez
31 mayo 2017 10:30 Última actualización 31 mayo 2017 10:30
tarjetas de crédito

tarjetas de crédito (Pexels)

El crédito al consumo reportó un menor dinamismo en abril, ya que respecto al año anterior su crecimiento fue de 4.9 por ciento, la tasa más baja para este destino del crédito en casi dos años.

Aunque el periodo vacacional de Semana Santa, celebrado en abril, favoreció al financiamiento a través de tarjetas de crédito, el repunte en los plásticos no fue suficiente para compensar el menor dinamismo en los créditos de nómina y los personales.

Cifras de Banco de México (Banxico) revelaron este miércoles que en el último año la cartera de crédito vía tarjetas de crédito aumentó 3.6 por ciento, por encima del dato de 2.9 por ciento reportado en marzo y con el que el segmento tocó su crecimiento más bajo en poco más de un año.

Sin embargo, la demanda de créditos vía nómina frenó con un alza de 2.5 por ciento, la más baja en la historia de la serie, disponible a partir de febrero de 2012.

Además, los créditos personales registraron continuaron su tendencia de menor crecimiento con una variación de 7.4 por ciento, la menor a partir de septiembre de 2015.

Sin embargo, pese a la que la confianza de los consumidores se ha ido recuperando en lo que va del año, la tendencia alcista de la inflación y la incertidumbre que aún persiste sobre el rumbo de la economía ha tenido efectos sobre sus decisiones de compra de largo plazo.

Con ello, el crédito para la adquisición de bienes de consumo duradero observó una leve moderación a una tasa de 14.8 por ciento, la más baja desde el inicio de año.

De igual forma, con un aumento de 14.2 por ciento el crédito automotriz registró el menor avance en ocho meses. Por el contrario, las compras de bienes muebles, como electrodomésticos y otros bienes de consumo duradero, aumentó 21.2 por ciento, evidenciando su mejor resultado desde noviembre del año pasado.

A nivel agregado, aún con la desaceleración en el segmento de consumo –que representa 24 por ciento del crédito total-, la cartera de crédito vigente de la banca comercial concedida al sector privado no bancario continuó creciendo apoyada sobre todo en el crédito empresarial.

Frente a abril de 2016, la cartera total aumentó en 9.6 por ciento, el crecimiento más significativo en lo que va del año.

: