Economía

Los retos para el próximo presidente de México, según el FMI

El próximo presidente de México deberá reforzar la parte económica ya que el bajo nivel de crecimiento que muestra la economía nacional, sigue siendo uno de los principales problemas, dijo Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.
Jeanette Leyva
03 diciembre 2017 23:14 Última actualización 04 diciembre 2017 8:16
Werner

Werner

El bajo crecimiento económico sigue siendo el problema más importante del país, por lo que el próximo presidente debe trabajar en reforzar no sólo la parte económica sino también en temas como el combate a la corrupción e inseguridad.

Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró que el bajo nivel de crecimiento que muestra la economía nacional sigue siendo uno de sus principales problemas, también la falta de Estado de derecho y el combate a la corrupción.

El gran reto del crecimiento en muchos de los países es extender el éxito de algunas regiones

“Las causas de ese bajo crecimiento es una de las preguntas que los economistas que siguen a la economía mexicana se tratan de preguntar año tras año, obviamente el Estado de derecho, la inseguridad, el combate a la corrupción, consolidar las instituciones, son importantes para extender los beneficios que hemos visto en términos de crecimiento económico, empleo y bienestar, por eso estas teorías que mencionan de manera reiterada la existencia de dos o tres Méxicos es cierta”, indicó.

En entrevista con El Financiero, consideró que la educación y mejora de infraestructuras son dos áreas importantes en los cuales se debe invertir para que se puedan replicar historias de éxito en todo el país.

Al ser cuestionado sobre que debe hacer el próximo presidente, Werner detalló que aunque la agenda es muy amplia, “obviamente lo que todo mundo reconoce de la economía mexicana son los términos de finanzas públicas sanas, de baja inflación, la solidez del sistema financiero, son fortalezas que hay que mantener y reforzar continuamente porque otros países siguen avanzando continuamente”.

Reconoció que se ha avanzado, pero no al mismo ritmo que otros países en temas de salarios y combate a la pobreza.

Sin crisis al fin del sexenio

Indicó que las crisis al final del sexenio ya no son un tema de preocupación, porque “hemos visto que la economía y el sector financiero han transitado de manera muy estable en esos periodos, eso no quiere decir que en los periodos electorales no haya actitudes que afecten la economía, como que algunos inversionistas decidan esperarse para ver cuáles son las nuevas reglas pero eso pasa en todo los países en el mundo”.

El FMI revisó la expectativa de crecimiento para México en 2020 la cual la ubica en alrededor de tres por ciento según el último reporte, esto dijo es porque el escenario base del equipo que revisa la situación macroeconómica de México es que hay una renegociación del TLCAN que modifica aspectos importantes del tratado, “pero que algunos se modifican para generar una relación más profunda, como los temas que se habían negociado en el TPP y tal vez algunos otros más debatibles, pero como resultado de este supuesto, se tiene un tratado de libre comercio renovado y que sigue siendo un impulso para el sector exportador y manufacturero de México”.

También estima una mayor atracción del IED, lo cual consideró es por “todo el proceso de reformas estructurales de la economía mexicana, conforma junto con con los 23 años del TLCAN y la expansión del sector manufacturero una importante atracción de las inversiones extranjeras directas”