Economía

Crecimiento del crédito se debe a políticas bancarias agresivas, no por demanda: Banxico

En su informe sobre el Sistema Financiero, el Banco de México consideró que el elevado crecimiento que ha mostrado el crédito de las instituciones bancarias podría llegar a generar presiones sobre la calidad de su cartera.
Jeanette Leyva
06 diciembre 2016 13:47 Última actualización 06 diciembre 2016 13:48
banxico

(Bloomberg)

La expansión del crédito bancario de 2010 a 2016 se debió principalmente por la demanda de crédito por parte de las empresas, aunque a partir del primer trimestre de 2015 los factores de oferta se han vuelto “estadísticamente significativos” explicó el Banco de México (Banxico).

En su reporte sobre el Sistema Financiero, Banxico advirtió que factores de oferta apuntan a que una parte del crecimiento reciente del crédito a empresas podría obedecer a políticas bancarias más agresivas y no necesariamente a un aumento de su demanda.

En el modelo para determinar si el aumento del crédito en la banca mexicana se ha dado de manera sana, encontraron que “los factores de oferta se identifican cuando el aumento del crédito recibido por un conjunto de empresas se explica estadísticamente por aumentos en la disponibilidad de recursos por parte de los bancos y no por las características de las empresas solicitantes”.


Sin embargo, el elevado crecimiento que ha mostrado el crédito de las instituciones bancarias podría llegar a generar presiones sobre la calidad de su cartera. Por un lado, el menor ritmo de actividad económica podría crear incentivos en dichas instituciones para otorgar préstamos a acreditados con un perfil de mayor riesgo a fin de mantener el ritmo de expansión de su cartera.

De acuerdo con el reporte, durante los últimos cuatro años se ha observado en México un rápido crecimiento del crédito de la banca, en particular el otorgado a empresas y para el consumo. Si bien, ese crecimiento se ha dado a partir de niveles muy bajos de penetración financiera y de una razón de crédito a PIB sumamente inferior a la prevaleciente en países con un nivel de desarrollo similar a México, se debe cuidar la originación.

El banco central consideró que “es primordial que las instituciones de crédito que operan en el país evalúen cuidadosamente su capacidad de crecimiento y mantengan elevados sus estándares de originación, en particular en un entorno de alta volatilidad y moderado crecimiento económico, además de procurar que los niveles de apalancamiento de sus acreditados no se vuelvan insostenibles”.