Economía

Bancarización crece del 51% al 62% a nivel global en 2014: Banco Mundial

Mientras que en Suecia el 100% de los adultos tienen una cuenta en bancos, en México 39 de cada 100 tienen una tarjeta o cuenta bancaria, según el informe Global Findex del Banco Mundial.
Leticia Hernández
15 abril 2015 12:39 Última actualización 15 abril 2015 15:33
Banco

(Bloomberg)

De 2011 a 2014, unas 700 millones de personas se convirtieron en titulares de cuentas en bancos, otras instituciones financieras o proveedoras de servicios de dinero móvil, lo que elevó el nivel de bancarización del 51 al 62 por ciento de los adultos en el mundo, según el informe Global Findex del Banco Mundial (BM).

Sin embargo persisten grandes diferencias entre países, mientras que en Suecia el 100 por ciento de los adultos tienen una cuenta, en México, 39 adultos por cada 100 tienen una tarjeta o cuenta bancaria.

Datos del informe Global Findex del Banco Mundial, señalan que países como Suecia, Nueva Zelandia, Noruega, Finlandia y Dinamarca cuentan con el 100 por ciento de su población bancarizada; en Australia, Alemania, Francia, Bélgica, Canadá y Reino Unido, el porcentaje de la población con una cuenta bancaria va del 97 al 99 por ciento.

La penetración de los servicios financieros en México es similar al nivel de Colombia y Somália e inferior al de otros pares en Latinoamérica como Argentina en donde alcanza al 50 por ciento de los adultos; Bolivia con 42 por ciento, Brasil con 68 por ciento y Chile con 63 por ciento.

El informe Global Findex, el instrumento de calibración más exhaustivo del progreso en materia de inclusión financiera, señala que entre 2011 y 2014 el porcentaje de adultos que tenía una cuenta pasó del 51 por ciento al 62 por ciento de la población, tendencia que se vio impulsada por el aumento de 13 puntos porcentuales en la titularidad de cuentas en los países en desarrollo y por el papel cumplido por la tecnología.

“Hemos fijado un objetivo muy ambicioso, el acceso universal a servicios financieros antes de fines del 2020 como vía de salida de la pobreza y ahora tenemos datos concluyentes de que estamos logrando grandes avances al respecto”, afirmó el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim en el comunicado de prensa.

Este instrumento mide la inclusión financiera como la titularidad de una cuenta que permite a los adultos almacenar dinero, hacer y recibir pagos electrónicos, es una vía para poner fin a la pobreza en el mundo.

Estudios revelan que el acceso más amplio al sistema financiero y la participación en él pueden impulsar la creación de empleo, aumentar las inversiones en educación, ayudar directamente a las personas pobres a gestionar el riesgo y absorber las perturbaciones financieras.

El reporte destaca la importancia de que los gobiernos implementen iniciativas para digitalizar las transferencias de pagos tal como en México el banco de desarrollo Bansefi, hace pagos digitales a 6.5 millones de destinatarios como parte del programa Oportunidades.

Con financiamiento de la Fundación Bill y Melinda Gates y en asociación con Gallup, Banco Mundial puso en marcha la base de datos Global Findex en 2011 en más de 140 países para estudiar las modalidades que utiliza la gente de todo el mundo para ahorrar, pedir préstamos, hacer pagos y gestionar riesgos. La versión actualizada publicada este abril de 2014 da cuenta del avance en materia de inclusión financiera.