Economía

Corrupción reduce hasta en uno por ciento el crecimiento de México

El principal lastre que enfrentan las empresas mexicanas es la corrupción, que incluso supera en costos y frecuencia al robo de mercancías o a la extorsión, subrayó el presidente de la Coparmex Juan Pablo Castañón.
Isabel Becerril
25 marzo 2014 10:56 Última actualización 25 marzo 2014 11:20
 [La prueba implica un riesgo para la implementación de la reforma educativa, expone Juan Pablo Castañón, presidente de Coparmex. / Cuartoscuro/ Archivo]

Juan Pablo Castañón, presidente de la Coparmex, asegura que las reformas pueden quedar rebasadas por la opacidad. (Braulio Tenorio/El Financiero)

CIUDAD DE MÉXCO.- Mientras que en México no se cuente con un esquema que asegure la transparencia, el combate a la corrupción y la impunidad, reformas como la energética pueden quedar sujetas a prácticas de opacidad y a la corruptela, alertó Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En su mensaje semanal advirtió de que en un país como México la corrupción y la falta de transparencia pueden reducir la tasa de crecimiento económico hasta en uno por ciento al año, lo que resulta un gran costo social, especialmente para una nación que ha crecido en las últimas tres décadas sólo un promedio de 2.4 por ciento anual.

Señaló que en México la corrupción es el principal delito que enfrentan las empresas, pues representa un 25 por ciento de todos los delitos que sufren las compañías y negocios, superando en costos y prevalencia al robo de mercancía o la extorsión.



Para los empresarios, la agenda de transparencia en las instituciones públicas es fundamental, ya que la opacidad se convierte en la corrupción que enfrentan a diario y también porque sin la fortaleza de un Estado de derecho, que sólo se logra con la participación activa e informada de todos, es imposible desarrollar un clima de negocios sano y fuerte, agregó.

En ese contexto, el dirigente del sindicato patronal hizo un llamado a los senadores de la República para que definan a las personas con los mejores perfiles, que deberán ocupar los cargos de comisionados en el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI).

El proceso para seleccionar a los comisionados del IFAI deberá evitar el esquema de cuotas, no sólo de los partidos sino también de organizaciones de la sociedad civil, el gobierno federal, las entidades federativas y otros poderes como el propio Legislativo y el Judicial, destacó el empresario.

La independencia y autonomía de los nuevos perfiles es indispensable para que la integración de este cuerpo colegiado se acerque a lo que necesita el país, que es objetividad, imparcialidad, capacidad técnica y representatividad social, dijo Castañón.