Economía

Coparmex continuará negociando medidas de desregulación y simplificación fiscal

La Coparmex consideró que en el paquete de estímulos fiscales aprobado por la Cámara de Diputados no fueron atendidas sus solicitudes en materia de reducción de costos laborales como la deducción de prestaciones laborales exentas y de aportaciones complementarias a fondos de pensiones.
Redacción
20 octubre 2015 13:10 Última actualización 20 octubre 2015 13:40
Juan Pablo Castañón Castañón, Coparmex. (Cuartoscuro)

Juan Pablo Castañón Castañón, Coparmex. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.-  Los empresarios de México están satisfechos con algunas de las medidas aprobadas en materia de fomento a la inversión, por lo que el sector empresarial se mantendrá en contacto con la cámara de Senadores para impulsar estos estímulos fiscales y medidas de desregulación y simplificación fiscal, para bajar costos y liberar algunos recursos para poder invertir en innovación y tecnología.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón Castañón, consideró que en el paquete de estímulos fiscales aprobado por la Cámara de Diputados en la Ley de Ingresos y la Miscelánea Fiscal para 2016 no fueron atendidas sus solicitudes en materia de reducción de costos laborales como la deducción de prestaciones laborales exentas y de aportaciones complementarias a fondos de pensiones.

No obstante, consideró positiva la ampliación del tope de ingresos de las empresas de 50 hasta 100 millones de pesos para la deducción inmediata de inversiones; sin embargo, faltaron de incluir algunas demandas enfocadas a abatir costos laborales y medidas que conlleven a un sistema fiscal menos complejo.


Entre los logros que obtuvo la iniciativa privada, gracias a sus negociaciones con el ejecutivo y con legisladores, destacan medidas como la deducción inmediata de las inversiones, se aumentó el tope a empresas con ingresos de hasta 100 millones de pesos para que pueda abarcar a la mayoría de las Pymes mexicanas, en lugar de sólo beneficiar a aquellas con ingresos de hasta 50 millones de pesos.


Se realizaron precisiones para facilitar la repatriación de capitales, se definieron los alcances de qué se entiende por procedencia ilícita y se elimina el procedimiento de actualización en el pago del impuesto. Se aprobó la reducción de la tasa del 10 por ciento de ISR sobre dividendos y se amplió el beneficio a todas las empresas, no sólo las que cotizan en bolsa.

“Este es un incentivo muy importante para favorecer la inversión”, destacó el representante empresarial.

Se acordó reducir de 0.6 a 0.5 por ciento la tasa de retención de ISR aplicable a intereses pagados por el sistema financiero y se regularon las facultades y alcances en materia de auditorías por solicitudes de devolución de impuestos.

Otro renglón que atendió la solicitud del empresariado fue el concerniente al aumento del límite de deducción de inversiones en automóviles de 130 mil a 175 mil pesos y se consideraron algunas facilidades para aplicar la exención del ISR en la venta de casas habitación, consistente en reducir a tres años en lugar de cinco, el plazo durante el cual no se debió enajenar otra casa habitación.