Economía

Contratos temporales al alza por reforma laboral

En el primer trienio del gobierno de Enrique Peña Nieto, que es el que lleva en funciones la reforma laboral, el empleo temporal representó 9.4% en promedio del total de trabajadores subordinados remunerados.
Zenyazen Flores
14 enero 2016 22:2 Última actualización 15 enero 2016 5:0
Carlos Gallegos. (El Financiero)

Para Carlos Gallegos sigue pendiente la sanción a outsourcing ilegales. (El Financiero)

A tres años de que entró en vigor la reforma laboral, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) observa “indicios” de que a raíz de su implementación creció la contratación de empleos temporales, no obstante señaló que es difícil aislar el efecto de ésta y de otras políticas como la formalización del empleo y la reforma fiscal.

Juan Trejo, subdirector de Diseño Conceptual de Encuestas de Empleo del INEGI, señaló que el instituto identificó que la informalidad se ha reducido ligeramente de 2012 a 2015, pero su nivel sigue siendo alto pese a los cambios en la Ley Federal del Trabajo (LFT) para facilitar la contratación.

En el primer trienio del presidente Enrique Peña Nieto, que es el que lleva en funciones la reforma laboral, el empleo temporal representó 9.4 por ciento en promedio del total de trabajadores subordinados remunerados, mientras que en igual periodo pero del sexenio de Felipe Calderón, y sin reforma, el empleo temporal representaba 8.6 por ciento en promedio.

En tanto, la informalidad se ubicó de 2012 a 2015 en 58.2 por ciento en promedio, que es prácticamente el mismo nivel observado en el periodo de 20007 a 2009, cuando se situó en 58.5 por ciento.

Juan Trejo, agregó que los datos muestran algunos cambios en los temas sensibles tratados en la reforma laboral como es el empleo eventual y los contratos, pero aclara que no todo el cambio es atribuible a las modificaciones de la ley laboral.

“No todo es derivado de la reforma laboral, todo esto viene acompañado de otras políticas como la formalización del empleo y la misma política fiscal que vino a desaparecer el Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) y las personas físicas cambiaron al Régimen de Incorporación Fiscal y eso ha disminuido la informalidad”, expuso.

Por su parte, Carlos Gallegos, director Jurídico Laboral de Adecco México, consideró que uno de los pendientes de la reforma laboral son las sanciones a las empresas ilegales de outsourcing, pues aunque hubo una regulación para ese tipo de empresas, la Ley no contempla mecanismos para sancionarlas por incumplimiento.

Añadió que el tema de salarios caídos debe examinarse porque no termina de quedar claro si es o no ilegal limitarlos y que la parte relacionada con la transparencia sindical también debe revisarse para garantizar la libertad de asociación de los trabajadores.