Economía

Consumo privado, principal motor del crecimiento económico

Del 2.5 por ciento del crecimiento que registró el Producto Interno Bruto del país en el primer trimestre de 2015, 2.1 puntos fueron aportados por el consumo privado, por lo que se convirtió en el principal impulso de la actividad económica en este periodo.
Thamara Martínez
21 junio 2015 23:8 Última actualización 22 junio 2015 5:5
supermercado

El consumo privado registró en este primer trimestre su mayor crecimiento en dos años. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El consumo privado en México registró en el primer trimestre de este año su mayor crecimiento en dos años y fue el principal impulso que tuvo la actividad económica en el periodo, ante la mejoría en el mercado laboral y el descenso en los precios.

A tasa anual este indicador avanzó 3.5 por ciento, en las cifras ajustadas por estacionalidad, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En las cifras originales su crecimiento fue de 3.5 por ciento, que le permitió ser el principal motor de la economía.

Del 2.5 por ciento del crecimiento que registró el Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre, 2.1 puntos fueron aportados por el consumo privado.

Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays, estima que el consumo crecerá 3.3 por ciento en el año, en un escenario en el que el empleo seguirá en aumento y los salarios se irán recuperando.


MÁS EMPLEO IMPULSARÁ GASTO
“Una vez que siga aumentando el empleo es probable que la confianza del consumidor se recupere; que ya se espere que la economía tenga un mejor desempeño, no sólo en este año, sino en años subsecuentes, puede motivar a la población a consumir más bienes durables a través del crédito o de otros instrumentos”, dijo.

Isaac Velasco Orozco, analista económico de Grupo Financiero Bx+, apuntó que a pesar de que el año pasado se vio un consumo diferenciado, ahora todos los rubros relacionados con el consumo privado están presentando ya una recuperación mucho más fuerte de lo que se anticipaba al inicio de este año.

“Los salarios quizá no están creciendo a una tasa que presente problemas para la inflación, pero lo están haciendo a un ritmo superior a 4 por ciento, por lo que estamos viendo un incremento en el poder adquisitivo y esto se refleja en una mayor confianza de los consumidores para poder adquirir bienes, tanto durables como no durables”, puntualizó.

Por su parte, el consumo del gobierno aumentó de 3.2 por ciento, frente a las cifras reportadas en el primer trimestre de 2014.