Economía

Consar obstaculiza la transparencia sobre inversiones de Afores

La Consar se niega a revelar los datos de empresas o instrumentos financieros en los que han sido invertidos los recursos de las Afores; esta información la ha clasificado como reservada y confidencial porque generaría competencia desleal.
Yuridia Torres
28 marzo 2016 23:45 Última actualización 29 marzo 2016 5:5
afores

La Consar decidió clasificar como reservados y confidenciales los datos de las inversiones hechas con recursos de las Afores. (Tomado de www.facebook.com/ConsarMexico)

Desde 2012 lo mexicanos con una cuenta de ahorro para el retiro desconocen a detalle en cuales empresas o instrumentos están invertidos sus recursos.

Las administradoras de fondos para el retiro (Afores) únicamente revelan esta información a su órgano regulador y este a su vez la clasifica como “reservada y confidencial”.

Mientras esto ocurre en México, la mayor parte de los países de América Latina, que tienen un sistema de pensiones de cuentas individuales, revela a detalle el instrumento financiero, monto y nombre del emisor que financian con el dinero de sus clientes.

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) se niega a revelar esta información a pesar que en algunos documentos ha revelado datos generales sobre las empresas en las que invierte. En una solicitud de información realizada por este medio a través de Infomex, la Consar decidió clasificar estos datos como reservados y confidenciales, porque generaría competencia desleal.


DATOS SON CONFIDENCIALES
Para la Consar, el revelar los nombres de las empresas en las que las Afores invierten el dinero de los trabajadores provocaría que algunas operadoras puedan imitar el comportamiento de otras, lo que genería efectos sistémicos que desestabilizarían los mercados y perjudicarían a la economía, según la respuesta de la institución otorgada vía Infomex.

Además, en opinión del órgano regulador, la revelación de esta información “tiene el potencial de generar importantes efectos negativos en los ámbitos económico y financiero, así como serias repercusiones en la organización industrial del mercado de las Afore”.

Detalla que entre estos efectos están la inestabilidad en los mercados financieros, distorsiona la valuación de los activos financieros, reduce la capacidad del mercado para asignar eficientemente los recursos financieros, eleva el poder de mercado de algunas Afores, lo que reduce la competencia.

Justifica su negativa con base en diversas normativas, entre ellas, los artículos 12 fracción III y 14 fracción I, de la Ley de Transparencia y acceso a la Información Pública Gubernamental, que establecen que se podrá clasificar como información reservada aquélla que pueda dañar la estabilidad financiera, económica o monetaria del país.

TRANSPARENCIA EN FONDOS DE AL

En Chile, Colombia, Perú, Costa Rica y Bolivia, países que cuentan con un sistema de cuentas similar al de México, se revelan los nombres de las empresas en las que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) invierten el dinero.

En los portales de los órganos reguladores de pensiones de estos países se puede consultar libremente qué empresas son financiadas con los ahorros para el retiro.

Por ejemplo, en Chile las AFP invierten en la Tesorería General de la República, en el Banco Central de Chile y en AXA, por mencionar algunos.

Hace cuatro años la Consar publicó en una presentación los recursos invertidos en empresas como Cemex OHL, ICA, GEO, Homex, Urbi y Sare. Entre estas empresas se han reportado problemas económicos y algunas se han visto envueltas en temas de corrupción.

Oliver Ambia, director del departamento de finanzas del TEC de Monterrey Campus Santa Fe, señaló que los trabajadores deben exigir que las Afores les den a conocer detalles de cómo invierten sus ahorros.

Así, si un trabajador sabe que la Afore compra acciones de una empresa y descubre que con esa inversión el rendimiento que se le dio fue menor al promedio, entonces podría retirar sus ahorros para llevarlos a otra administradora.

las afores.