Economía

Condones, afectados por escasez en Venezuela: se venden en más de 11 mil pesos

Afectados por la situación de escasez en Venezuela, que ya impacta a alimentos, medicinas y productos básicos, un paquete de 36 condones se llega a cotizar hasta en cuatro mil 760 bolívares, que son 755 dólares o más de 11 mil pesos mexicanos.
Bloomberg
04 febrero 2015 12:20 Última actualización 05 febrero 2015 2:8
Etiquetas
En las farmacias los venezolanos se formar por horas para poder adquirir los pocos productos de higiene personal que quedan disponibles. (Reuters)

En las farmacias los venezolanos se formar por horas para poder adquirir los pocos productos de higiene personal que quedan disponibles. (Reuters)

Los venezolanos, quienes ya hacen filas durante horas para comprar pollo, azúcar, medicinas y otros productos básicos, enfrentan ahora una nueva vejación: es muy difícil encontrar condones y su precio es casi imposible de pagar.

“El país está tan mal que ahora tenemos que esperar formados hasta para tener sexo”, se lamentó Jonatan Montilla, un treintañero director de arte en una empresa de publicidad.

La caída de los precios del petróleo ha exacerbado la escasez de productos de consumo (desde pañales a desodorante) en este país de la OPEP que importa la mayor parte de lo que consume, y cuyas exportaciones de crudo representan alrededor del 95 por ciento de sus ingresos en divisas.


El precio que recibe el país por sus exportaciones petroleras cayó 60 por ciento en los últimos siete meses, y la economía corre el riesgo de incurrir en impago en los próximos 12 meses si los precios no se recuperan.

El impacto del limitado acceso a este método anticonceptivo es grave, Venezuela tiene una de las tasas más altas de infección por VIH y embarazo adolescente de Sudamérica, y el aborto es ilegal.

“Sin condones no podemos hacer nada”, dijo por teléfono Jhonatan Rodríguez, director general de la organización no lucrativa StopVIH, el 28 de enero desde Venezuela. “Esta escasez amenaza todos los programas de prevención en los que hemos trabajado en todo el país”.

ESCASEZ Y RIESGOS

Los condones y otros anticonceptivos desaparecieron de muchas farmacias y clínicas venezolanas a partir de diciembre, pues el gobierno restringió los desembolsos en dólares en medio de la caída de la renta petrolera, según la Federación Farmacéutica Venezolana. En diez farmacias de Caracas visitadas a finales de enero no había preservativos, mientras que en noviembre algunos establecimientos tenían hasta de 20 tipos diferentes disponibles, incluyendo las marcas Durex, de Reckitt Benckiser, y Trojan, de Church & Dwight Co.

En 2013, los países de Sudamérica con un mayor aumento en la tasa de infección por VIH per cápita fueron Paraguay, Brasil y Venezuela, según datos de Naciones Unidas. El país tiene además la tasa más alta de embarazos adolescentes en el continente después de Guyana, 83 por cada mil mujeres, de acuerdo con datos de 2012 del Banco Mundial. En comparación, la tasa de embarazo en adolescentes es de 4 por cada mil en Alemania y 31 en Estados Unidos.

En el sitio web de subastas MercadoLibre, usado por los venezolanos para obtener bienes escasos, un paquete de 36 condones marca Trojan se vende en cuatro mil 760 bolívares (755 dólares al tipo de cambio oficial), casi el salario mínimo del país de cinco mil 600 bolívares. Al tipo de cambio no oficial del mercado negro el costo es de aproximadamente 25 dólares, frente a los 21 dólares que cuesta en Estados Unidos.

La caída del 60 por ciento del valor del petróleo venezolano ha llevado al país al borde del default de su deuda, de acuerdo con los precios en el mercado de swaps. El presidente Nicolás Maduro ha respondido reduciendo las importaciones; este año Venezuela importará 42 por ciento menos que en 2012 en términos de dólares, de acuerdo con las estimaciones de Bank of America.

1
   

   

En algunos casos, elementos de seguridad tienen que resguardar la entrada a los supermercados para evitar enfrentamientos entre la gente. (Reuters)


LARGAS FILAS

La escasez generalizada, desde harina hasta medicamentos para el corazón, se ha agravado desde diciembre. Cientos de personas hacen cola afuera de los supermercados de Caracas para comprar alimentos o productos para el hogar a precios subsidiados. Las protestas contra la forma en que Maduro ha lidiado con la escasez, la inflación y el crimen resultaron en 43 muertes el año pasado.

En Venezuela, donde el aborto es ilegal, la falta de anticonceptivos aumentará el número de mujeres embarazadas que fallecen por acudir a clínicas clandestinas, señaló Carlos Cabrera, vicepresidente del capítulo local de la federación británica International Planned Parenthood Federation (IIPF). La falta de condones también dejará un impacto económico duradero porque ocasionará que adolescentes y mujeres jóvenes abandonen la escuela y la fuerza laboral, dijo.

"Un embarazo adolescente no deseado es una señal del fracaso del gobierno: el fracaso de sus políticas económicas, sanitarias y educativas", dijo Cabrera.

En la ciudad de Los Teques a las afueras de Caracas, la gerente de la farmacia Ramo Verde, Katherine Muñoz, mostró un estante lleno de condones manufacturados en Asia. Ningún producto Durex o Duo ha llegado a su tienda desde octubre, las existencias se agotaron el mes pasado dijo, y agregó que los clientes "no confían" en las marcas que le quedan.

El abasto de píldoras anticonceptivas y de emergencia, así como los medicamentos antirretrovirales para pacientes con VIH también está en niveles críticamente bajos, de acuerdo con la IPPF y StopVIH.

Las importaciones de Durex a Venezuela se han hundido "debido a la situación política que el país está atravesando", explicó la portavoz de Reckitt Benckiser, Priscilla Sotela. Church & Dwight no respondió a la solicitud de comentarios para este texto.

1
   

   

Una caja de 36 condones, adquirida a través de MercadoLibre, cuesta el equivalente a 755 dólares. (Reuters)


En 2013 Maduro prometió que construiría un conjunto de fábricas de preservativos para proteger a los jóvenes de Venezuela de los efectos de la "pornografía capitalista".

“Cuando se les calientan las orejas, y el mundo no puede esperar, y todo es para ya, el mundo se va a acabar, ahí termina uno con tremenda barriga a los 14, 15 años. No debe ser”, dijo en un discurso televisado en junio de 2013.

Ninguna de las fábricas se ha concluido, afirma el presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela, Freddy Ceballos.

Funcionarios del Ministerio de Salud de Venezuela no respondieron a los correos electrónicos y llamadas telefónicas de Bloomberg News en busca de comentarios sobre la escasez de anticonceptivos.

“Ayer se me acabaron. Hoy no encuentro por ningún sitio, y lo que encuentras es muy caro”, dijo Montilla, el director de arte de la empresa de publicidad. “No puedes correr ningún riesgo”.

Para obtener anticonceptivos en la capital, los residentes aún pueden ir a uno de los tres centros de planificación familiar dirigidos por PlaFam, perteneciente a la IIPF, donde a finales de enero se vendían condones por 3 bolívares cada uno.

"Esto es todo lo que hay", dijo el farmacéutico Carlos Hernández mientras entregaba los dos últimos preservativos disponibles en el dispensario del Hospital Universitario de Caracas el 29 de enero. "Quién sabe cuándo recibiremos más".