Economía
entrevista
Xavier Sala i Martin, Profesor de Desarrollo Económico de la Universidad de Columbia y Asesor del Foro Económico Mundial (WEF)

Competitividad de México no se arregla con unas cuantas reformas

Para Xavier Sala i Martin, las reformas implementadas en México serán útiles pero sólo para determinados sectores, por lo que si desea subir sus calificaciones en el tema de competitividad, debe atender aspectos como la corrupción y la criminalidad.
Leticia Hernández
23 octubre 2014 23:24 Última actualización 24 octubre 2014 5:5
Xavier Sala i

La competitividad es un tema complejo que va más allá de algunas reformas, afirmó el asesor del Foro Económico Mundial (Cortesía WEF)

CIUDAD DE MÉXICO.- Bajo el principio de que la competitividad de un país se alcanza con múltiples factores en la dirección correcta, México requiere trabajar más allá de las recientes reformas estructurales para poder escalar su posición en el Indice Global de Competitividad en donde ocupó el lugar 61.

Xavier Sala i Martin, padre intelectual del Global Competitiveness Report, advierte que además de trabajar en los problemas educativos y fiscales, el gobierno mexicano debe atender aspectos como corrupción, burocracia y criminalidad.

___¿Qué elementos conforman la fórmula de la competitividad de un país?
___ Lo primero que hay que entender es que la competitividad de un país depende de una gran multitud de factores que, en el World Economic Forum, agrupamos en 12 pilares distintos. Esos factores van desde la calidad de las instituciones públicas (ausencia de corrupción política, independencia del poder judicial, etc.) hasta la innovación empresarial pasando por la estabilidad macroeconómica, la infraestructura, la educación, la eficiencia de los mercados laborales o financieros, el tamaño del mercado, la eficiencia reguladora o la sofisticación del sector empresarial. Todos esos factores son importantes a la hora de estimar la productividad de trabajadores y empresas de un país y, por lo tanto, a la hora de determinar su competitividad.

___ A una década de haber desarrollado el Índice de Competitividad Global (ICG), ¿Observa una tendencia global hacia el fortalecimiento de ciertas variables y el rezago de otras o bien, entre segmentos de mercados emergentes y desarrollados?
___ No hay una tendencia a nivel global. En el WEF pensamos que los países menos desarrollados deberían enfatizar los aspectos básicos como las instituciones o sus sistemas de educación en nivel primaria, mientras que los países más avanzados deben dedicar más esfuerzo a los aspectos más complejos como la sofisticación empresarial o la innovación. Eso no quiere decir que los países avanzados deban olvidar lo básico o viceversa. De hecho, hay países muy avanzados, por ejemplo, que tienen muy mala nota en los pilares más básicos y países poco desarrollados con muy buenas notas en aspectos como la sofisticación empresarial o la innovación. Por eso es importante medir los 12 pilares para todos los países.

___ México bajó del lugar 55 al 61 en el ICG. ¿Cree que las reformas estructurales aprobadas servirán de sustento para elevar su posición en el próximo reporte?
___ Las reformas estructurales y liberalizaciones que propone el gobierno mexicano serán útiles para mejorar alguno de los pilares como son la eficiencia de los mercados de bienes y servicios. Para subir en el índice global, uno tiene que trabajar en múltiples aspectos que afectan a múltiples pilares. Insisto en que la competitividad es un asunto complejo que no se arregla con unas pocas reformas.

___ En medio de estas reformas, el Instituto Internacional para la Gestión del Desarrollo (IMD), identifica 4 retos para México: su sistema bancario, escasa infraestructura, su sistema educativo y la evasión fiscal. ¿Cuáles serían los retos que usted identifica para que México sea más productivo?
___ Estoy de acuerdo en que el sistema educativo debería ser una prioridad. México (al igual que otros países en América Latina) tiene un sistema educativo muy desigual: al lado de universidades de primer orden mundial, hay millones de niños sin educación o con educación deficiente. Ese es el elemento fundamental que explica las grandes desigualdades económicas y debe ser corregido con extrema urgencia. También estoy de acuerdo con la apreciación de que existe un problema fiscal, que es demasiado ineficiente y permisivo con la evasión. Al lado de los problemas educativo y fiscal, yo destacaría la corrupción, el exceso de burocracia y los altos índices de criminalidad en importantes zonas del país.

___ EU abandonó la posición de líder en el ICG desde el reporte 2008-09 y cedió su lugar a Suiza, ¿en qué medida una crisis económica -como la de 2008 y de la que apenas se muestran signos de recuperación, impacta la competitividad de un país?
___ En principio la crisis económica no afecta directamente a la medición de la competitividad. Lo que sí es cierto es que la reciente gran recesión puso de relieve una gran vulnerabilidad en EU: la fragilidad del sistema financiero norteamericano.

México tiene un sistema educativo muy desigual: al lado de universidades de primer orden mundial, hay millones de niños sin educación o con educación deficiente