Economía

¿Cómo podrían mejorar las reglas de origen del TLCAN?

Uno de los beneficios de ampliar las reglas de origen ante la próxima renegociación del TLCAN, de acuerdo con el senador Héctor Larios, es que esto beneficiaría a México, pues produciría determinadas manufacturas que son importadas de Asia.
Valente Villamil
27 marzo 2017 23:7 Última actualización 28 marzo 2017 5:5
electrónica

México es líder en la producción de pantallas, afirmó el senador Héctor Larios. (Bloomberg)

Ante las señales de Estados Unidos que buscan fortalecer las reglas de origen en la próxima renegociación del TLCAN, el senador Héctor Larios, presidente de la Comisión de Comercio y Fomento Industrial, ve espacio para incrementarlas e incluso beneficios para México.

En entrevista con El Financiero, detalló que el porcentaje que se podría incrementar en las reglas de origen varía de cada sector, pero dio como ejemplo a la industria de manufacturas electrónicas.

“Particularmente la industria electrónica, México es líder en la producción de pantallas, pero ahí la regla de origen es del 17 por ciento. Para que pueda exportarse sin impuestos en los tres países tiene que tener 17 por ciento de partes producidas en la región, lo cual es muy bajo”, dijo Larios.

En este sentido, el senador ve espacio para incrementar las reglas de origen, lo que beneficiaría a México pues obligaría a la región a producir esas partes, que suelen ser importadas de Asia.




Y debido a la competitividad que hace que México sea más barato para producir, entonces, las inversiones llegarían al país, agregó.

“¿Qué pasaría si se subieran (las reglas) al 50 por ciento o cualquier número? Tendría que establecerse un plazo y como hoy día la mayor parte de esos componentes no se producen en la región (...) habría que producirlos y dónde, en dónde hay más competitividad para producirlos, que es México”, explicó Larios.

Sin embargo, el panista también advirtió que aún hay que ser cautos pues, de manera oficial, Estados Unidos no ha iniciado el proceso para renegociar el tratado por lo que aún no se sabe con total certeza, por donde quiere Washington llevar la negociación.

Ante este escenario, en el que aún no hay una fecha para iniciar la renegociación, lo que más preocupa al senador son los planes de la Casa Blanca de llevar a cabo una reforma fiscal que ponga un impuesto a todas las importaciones y que es conocido como Impuesto de Ajuste Fronterizo (BAT, por sus siglas en inglés), que anticipó, afectará a las exportaciones mexicanas.