Economía

Comercio local, el arma secreta contra la obesidad

El gobierno debe propiciar políticas públicas orientadas a impulsar el comercio local y no a la gran industria, lo que facilitaría la comercialización de alimentos frescos y sin procesar, señalaron.
Valente Villamil
10 noviembre 2016 13:36 Última actualización 10 noviembre 2016 13:36
Etiquetas
Obesidad. (Cuartoscuro)

Obesidad. (Cuartoscuro)

Los altos índices de obesidad en México pueden ser atacados al promover el comercio local, lo que facilitaría la comercialización de alimentos frescos y sin procesar, de acuerdo con la Unión de Científicos Preocupados de Estados Unidos (UCS).

En México se estima que siete de cada 10 adultos padecen sobrepeso y obesidad, mientras que más del 30 por ciento de la población total vive con este diagnóstico.

Estos números se deben, en parte, al entorno y oferta de alimentos que ha sido construido a lo largo de varios años por la industria agroalimentaria global, de acuerdo con Ricardo Salvador, de la UCS.

Por ello el gobierno debe propiciar políticas públicas orientadas a impulsar el comercio local y no a la gran industria, agregó.

"Las alternativas que supuestamente son las mejores deben estar presentes y estas no son las más redituables para la gran agroindustria. Hay otra economía completamente distinta que vendría siendo al economía alimentaria local, regional, esa no cuenta con ninguno de los apoyos con los que cuenta la agroindustria", dijo Salvador.

Para impulsar el comercio local no son necesarios más recursos, dijo Alajendro Calvillo de la ONG El Poder del Consumidor.

"Puede ser con desayunos del DIF, una regulación como la de Brasil donde un porcentaje de los alimentos que se dan en las escuelas tendrían que venir de productores locales, en todos los desayunos del DIF (se podría hacer esto)", dijo Calvillo.

Además de mejorar la alimentación de las personas, estos programas traerían beneficios económicos a las regiones, coincidieron ambos expertos.

Para poder reducir los índices de obesidad, dijeron los expertos, se debe empezar desde abajo, implementando nuevos hábitos alimenticios entre los niños, algo que países como Francia, Italia y Japón han hecho muy bien.

"En estos países han hecho una reivindicación cultural de la alimentación. En Francia y en Italia las cadenas de comida rápida no han tenido tanto éxito, es realmente para el turismo y hay apoyos muy fuertes para los productores de alimentos, incluso para los orgánicos", dijo Calvillo.