Economía

La elección que viene: el nuevo líder de la OPEP

Desde 2012 el cártel petrolero ha dejado 'vacante' el puesto de máximo dirigente por falta de acuerdos. Desde hace 4 años Abdalla El-Badri ha ido alargando su interinato, que debería terminar en julio próximo.
Bloomberg
30 mayo 2016 10:25 Última actualización 30 mayo 2016 13:31
Abdalla El-Badri

Abdalla El-Badri, secretario general de la OPEP desde 2007. (Bloomberg)

Mientras se esfuma la oposición interna al plan de Arabia Saudita de presionar a proveedores rivales, la OPEP podría no tener grandes asuntos de política para debatir cuando se reúna la semana próxima. Sin embargo, el grupo tendrá de todos modos aún en discusión la pregunta: ¿quién reemplazará a Abdalla El-Badri?

¿Por qué necesita la OPEP elegir un nuevo líder?

El-Badri, que es libio, en un principio debía dejar el puesto en 2012 después de haberlo ocupado el período máximo de seis años. El grupo viene extendiendo el plazo del funcionario de 76 años desde entonces porque los miembros no lograron ponerse de acuerdo con respecto a su sucesor.

Frustrados por su incapacidad de obligar a la OPEP a reducir la producción de crudo para impulsar los precios, Venezuela, Ecuador, Irán y Argelia presionaron por la partida de El-Badri. El comunicado final de la reunión de diciembre fue un acuerdo de transacción, por el cual se modificó el título del funcionario al de secretario general interino con un plazo hasta julio para que deje el cargo.

¿Quiénes son los candidatos?

Irak, Irán y Arabia Saudita, todos ellos nombraron candidatos para el puesto en 2012, pero las tensiones políticas entre los rivales del Golfo hicieron que bloquearan mutuamente sus candidaturas. En los últimos meses, tres nuevos aspirantes han emergido para tratar de romper el impasse: Mohammed Barkindo, de Nigeria, Mahendra Siregar, de Indonesia, y Alí Rodríguez, de Venezuela.

El candidato venezolano fue el funcionario más alto del grupo de 2001 a 2002 y encabezó el gigante estatal Petróleos de Venezuela; es dos años mayor que El-Badri.

¿Cuán importante es el rol?

El secretario general no decide la política de la OPEP, que es establecida por los países miembros. Pero como representante público de la organización, el puesto le da el poder de plasmar su mensaje, lo que hace de su poseedor una voz importante en los mercados petroleros con capacidad en ocasiones de mover el precio del crudo.

El-Badri ha actuado a menudo como el principal diplomático del grupo, gestionando un acuerdo sobre recortes récord de la producción en 2008 y resolviendo las diferencias internas de la OPEP después que una reunión de 2011 terminó agriamente.

¿Qué pasa si no se llega a una decisión?

Si no se toma una decisión unánime para elegir un nuevo secretario general, el puesto “será ocupado sobre una base rotativa por un período de dos años”, según el artículo 28 del estatuto de la OPEP.

Esto es lo que ocurrió durante gran parte de la década anterior a la designación de El-Badri, y el puesto fue ocupado por representantes de países que tenían la presidencia de la OPEP. El rol del presidente es en gran parte ceremonial y se transfiere por orden alfabético entre los miembros. 

El ministro de Energía de Qatar, Mohammed al-Sada, es el actual presidente de la OPEP, y el siguiente será Khalil Al-Falih, el recién designado ministro de Energía de Arabia Saudita.

Esta es en potencia una perspectiva poco atrayente para los miembros que todavía están insatisfechos con la estrategia de mercado de la OPEP encabezada por los sauditas.

Por supuesto, el grupo podría simplemente repetir su costumbre de los últimos cuatro años e invitar a El-Badri a quedarse.

: